Ir al contenido principal

Matar una discusión (5): Lo que no entiendo lo llamo como quiero.


De un debate sobre el consenso en Economía:
-Interlocutor: Vamos que ese grupo de economistas que publican en revistas de impacto y se citan unos a otros, me recuerda cada vez más a ese grupo de dirigentes de la ICAR que en el siglo ¿III? decidieron cuales eran los evangelios verdaderos y cuales los apócrifos. 
-Yo: No sé si te das cuenta, pero esta crítica que haces la podrías hacer para las revistas de física o de medicina. Lo que es mejor no se decide porque sí. Hay primero una adscripción al método científico y luego las revistas van decantándose según aporten conocimientos en el uso del método. También me explayo sobre esto aquí. Así es en todas las disciplinas. No sé por qué te parece mal que sea así en Economía. 
-Interlocutor: La diferencia, está en que la validez de los enunciados de física o de medicina, no se determina por el consenso entre físicos o médicos (cada consenso en su materia específica) 
-Yo: En toda ciencia el consenso está en la aceptación del método científico y de las proposiciones que se logren establecer con el método. En cualquiera de esos dos colectivos (los que publican en Nada es Gratis y los autores de Els Opuscles del Crei) hay simpatizantes de IU, PSOE, PP, CiU, PNV y otros partidos. El que puedan ponerse de acuerdo gente de tan diversa ideología en realizar divulgación de ideas y propuestas comunes muestra las bondades de adscribirse al método científico.
-Interlocutor: Lo que demuestra es que son apolíticos de derechas, sin más.
En honor a la verdad, no eran siempre los mismos interlocutores a quienes respondía en este debate. El último era un troll resabidillo que, sin saber ni de Economía ni de sus métodos, se dedicaba a soltar frases no más ingeniosas que la de esa muletilla. ¿Qué decir a eso? Mejor dejar que los testigos vieran la flagrante contradicción entre el argumento que se ofrece y la conclusión que saca.

Comentarios

  1. En Economia, expresado por algunos de sus mismos textos (y me refiero a Economia no marxista ni socialista, sino liberal, clásica), no es posible aplicar el método científico, ya que no se puede realizar experimentos económicos. No por eso la Economia como Ciencia o como conocimiento deja de tener valor predictivo. El problema que tienen los cientificistas es suponer que todo aquello que no aplique el método cientifico o la lógica matemática, es irracional o carente de coherencia, de lógica, de estructura, y esa es una deformación burda de la realidad. Todas las cosas tienen su lógica, probablemente muchos cientificistas creerán que cualquier persona que no adhiera al método cientifico es un posmodernista, adherente a los filósofos de esa escuela. Tal tipo de afirmación es una falta de respeto a la coherencia o seriedad de los conocimientos de personas que no nos movemos en el ámbito científico. Como le decía a un amigo, no porque algo no sea lógico o no sea formalizable en términos matemáticos es incoherente, o irracional. Tanto el posmodernismo como el cientificismo me parecen una negación del sentido común, a cualquier persona normal le debiera parecer que la Ciencia y sus métodos son efectivos, en tanto logran resultados reales, concretos y aplicables. Lo mismo pasa con la filosofía, para una persona culta al menos, entendiendo el aporte que el pensamiento filosófico pueda hacer (me refiero aquí a filósofos serios, no al posmodernismo que por lo general me parece incoherente e inentilegible). Ocurre también que muchos cientificistas no llaman sus cosas por su nombre, sino como ellos quieren llamarlas, calificando de "posmoderno" el pensamiento de gente que definitivamente no es posmoderna, y que no se siente así, y que de hecho discrepa totalmente con esa corriente filosófica. Ese afán de hacer encajar el hecho con la teoría, llamando "posmoderno" al pensamiento de personas que no somos posmodernos, resulta una suerte de verdadera obsesión, misma que tiene el posmodernismo al calificar de "cientificista" o "materialista" el pensamiento de aquellos que tampoco nos sentimos identificados con dicha postura. En mi opinión, vivimos en una era posmoderna basada en el prejuicio, no en el hecho, pretendemos conocer a la gente mejor de lo que ellas mismas se conocen, o mejor de lo que podríamos conocerlas luego de conocerlas luego de un trato prolongado, anteponemos nuestra idea de lo que "debe ser" a aquello que simplemente "es". En mi opinión muy personal, el debate posmodernismo-cientificismo está destruyendo la cultura, el sentido común y la cultura general de la gente, aplanando su conciencia y forzándola a pensar en sólo dos términos, blanco o negro (lo que por cultura general, sabemos no es así). Además, tanto posmodernos como cientificistas se apropian de la opinión de las personas y las deforman a su antojo, haciendo ver las cosas como ellos quieren que se vean. Si quiere suponerse que mi opinión es "anticientífica", diré que la Ciencia ha avanzado en 500 años sola, merced a sus hechos, es decir, a sus logros, se defiende sola. No necesita tanto panegírico, y cualquier persona culta se da cuenta de su validez. Me despido, saludando atentamente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…