Ir al contenido principal

Lo que cuesta dejar las ideas preconcebidas por los datos


Hace un tiempo tuve una discusión en twitter. Comenzó por una noticia que decía que Ciudadanos proponía el copago médico y una nota de prensa de Ciudadanos que lo negaba. A raíz de eso tuití lo siguiente (enlace aquí):
Decir q no es copago sino repago es no decir nada. No es cierto q ya pagamos todo. Lo cierto es que no lo hacemos y por eso tenemos déficit. 
El copago médico no es una forma d recaudar (quien piense eso q se lo haga mirar), sino d evitar el abuso. La discusión será si lo hace o no 
Y si lo hace mejor que otros mecanismos, y si los demás efectos compensan. P.e., desatención por copago vs. mayor atención por más recursos. 
Cualquier discusión que no vaya por ahí sino por retóricas ideológicas no debería merecer ni un minuto de consideración.
Me contestan cosas como esta (aquí)
usted dice "hay abuso" ¿quién receta? el médico, no el paciente. 
el paciente no está cualificado para decidir y recetar, por tanto no puede "abusar". Si hay abuso (demuéstrelo) es de los médicos 
¿A partir de qué momento un ciudadano X puede saber cuando es grave o leve? 
que haya casos, las pruebas y datos que pide para los demás a usted no se le exigen.
¿No es curioso? Yo digo que hay que examinar las consecuencias del copago frente a las alternativas y decidir según eso y estos comentadores (y otros muchos) entienden que yo defiendo el copago, que afirmo que hay abusos y que solo pido datos a los que están en contra y, además, algunos dicen que es imposible que el paciente abuse del sistema si no hay copago. En el desarrollo de la discusión yo incidía siempre en la necesidad de datos y no en las posturas apriorísticas. Se me contesta una y otra vez con razones apriorísticas. Entre los argumentos para defender el apriorismo y no evaluar los posibles efectos negativos del copago y compararlos con los positivos (posible desatención por no acudir al médico frente a posible mayor atención por los recursos que se liberan) están estas (aquí y aquí):
eliminar las elecciones puede liberar recursos para atender a los más enfermos. Ya sabes a priori que no compensa? 
¿Y por qué imponer un "mecanismo" que sólo hace las cosas peor (+ injusto)?
Es decir, porque ya sabemos a priori que el no tener copago es tan probadamente bueno como tener elecciones y es más justo que las alternativas. Contesto:
Porque sabes que hay más consecuencias que el dinero que se ahorra con la organización de elecciones. 
Que es más o menos injusto que otros mecanismos es algo que hay que mostrar con datos, no con decirlo
Debo decir que, tras mucho tuits, poco a poco me iban entendiendo que yo no afirmaba ni que hay mucho abuso ni lo contrario, ni que propongo el copago ni que dejo de hacerlo, que simplemente hay valorar tras saber lo mejor que podamos las consecuencias. Al mismo tiempo que algunos contertulios iban entendiendo, otros se sumaban a la discusión volviendo a los apriorismos. ¿Por qué costó tanto entenderlo?

El mejor momento ocurrió cuando, tras decenas de tuits, un par de contertulios se decidió a buscar información (aquí y aquí). Los felicité, claro, aunque falta saber si la recopilación no está sesgada, y no se estará buscando la información que apoye las creencias a priori en lugar de desarrollar las creencias después de haber considerado toda la información. Pero es un comienzo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…