Ir al contenido principal

Sobre la definición de pseudociencia


José Luis Ferreira

Hace un tiempo tuití lo siguiente:
"La Economía Neoclásica es una pseudociencia si se usa más allá de donde es una buena aproximación. Igual pasa con la Mecánica de Newton."
A cuenta de ella ha seguido un interesante intercambio de opiniones con Jesús Quirantes @hijodelprofe. Sí, es el hijo de Arturo Quirantes, @elprofedefisica, y aprovecho para recomendar tanto el blog del padre, que es ya un clásico en la divulgación científica, como el del hijo, que apunta maneras.

Como sabemos, twitter no es el mejor sitio para una discusión matizada y ordenada, pero creo que salieron algunos puntos interesantes de recoger. Jesús se queja de que incluya la Mecánica de Newton como pseudociencia en ningún caso y se apoya en la definición que dan en una página de Círculo Escéptico. Ahí se habla de las prácticas, creencias y conocimientos que reclaman tener carácter científico sin serlo y se ponen los ejemplos de la Astrología, la Homeopatía, la Ufología el Psicoanálisis, el Feng Shui, el Tarot, la Numerología y la Parapsicología. La definición no es muy precisa, pero la colección de ejemplos parece restringir la acepción del término "pseudociencia" a prácticas que no tienen ningún sentido desde el principio. Como dice Jesús en un tuit:
"por definición, las pseudociencias NO son una buena aproximación en ningún caso".
Yo defiendo una acepción más amplia:
"Si alguien dice que el sol gira alrededor de la tierra, ¿no es pseudocientífico? Pero para muchas cosas es una buena aproximación."
También suelo poner el ejemplo de la teoría de la Tierra plana. Este modelo sobre la forma de la Tierra es un buen modelo cuando uno considera desplazamientos no muy amplios sobre la superficie terrestre o cerca de ella. Si, en cambio, uno usa el modelo para grandes distancias cometerá errores cada vez más imperdonables. Insistir en usar el modelo en esos casos es, creo yo, también pseudociencia. Los miembros de la Flat Earth Society (si es que esta sociedad no es una sátira) estarían en el mismo grupo de pseudocientíficos que los homeópatas, los creyentes en el sistema geocéntrico o los astrólogos. Es posible que alguien prefiera llamar de otra manera que no sea pseudociencia a la teoría de la Tierra plana o a la teoría Geocéntrica (p.e. protociencia) y es posible sostener una intención científica de estos modelos cuando se plantearon en su momento histórico. Pero esto no es lo que discuto, sino su uso hoy en día como modelos más allá de donde son una buena aproximación. Imagino que este uso no será llamado protociencia, sino que recibirá un apelativo más bien peyorativo (aquí un geocentrista de verdad, sin sátira, que haberlos haylos). Si no es el de pseudociencia será otro (p.e., mala ciencia).

No me interesa la cuestión semántica. Tanto si englobamos con un término ambos tipos de errores como si los englobamos en dos, lo que sí me interesa es el paralelismo cuando en la siguiente frase sustituimos la X por Tierra plana, Geocentrismo, Mecánica de Newton, Economía Neoclásica:
El modelo X es una buena aproximación en algunos casos, pero si se usa más allá de donde es buena aproximación, se caerá en la pseudociencia / mala ciencia.
No creo que esto sea ofender a los primeros seres humanos que pensaron sobre la forma de la Tierra, a los primeros filósofos que postularon un modelo de mecánica celeste, a Newton o a los neoclásicos. Más bien al contrario, se acepta su aportación y se les separa de los que yerran en su nombre.

Comentarios

  1. Coincido con usted aunque habría que explicar también la importancia de que exista otro modelo mejor y la persistencia de teorías, no sólo que sea una buena aproximación. Estoy pensando en el método hipotético deductivo cuando propone hipótesis no falsables. En concreto en Le Verrier y la búsqueda durante medio siglo de un planeta intramercuriano. ¿Esa búsqueda era seudociencia? ¿A partir de cuándo? La búsqueda se lleva a cabo porque para una teoría (Newton) muy consolidada era necesaria la existencia del planeta para explicar las anomalías de la órbita de Mercurio, es decir, que Newton era una mala aproximación al problema salvo que existiera el planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario de lo que quieren formular algunos, no hay un criterio de demarcación nítido que permita poner a un lado la ciencia y al otro la no-ciencia en todas sus variedades. Hay más ciencia cuanto más y mejor se siga el método científico y, a medida que se cometan más descuidos y fallos, habrá cada vez menos ciencia. ¿Dónde está la línea en que una buena aproximación deja de serlo? El que no podamos contestar claramente a esta pregunta en algunas ocasiones no impide que lo que esté claramente a un lado sea ciencia y claramente en el otro sea pseudociencia (o proto-ciencia o lo que sea).

      Eliminar
    2. Vuelvo a coincidir. Intentaba afinar el criterio.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…