Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

Separación por sexos en el aula: ¿No, por principios o no, por evidencias?

José Luis Ferreira
Varias veces he discutido sobre qué hacer ante esta insistencia de algunos círculos por promover la educación separada por sexos. No suelo discutir sobre si tiene sentido o no, sino sobre si ya sabemos que es mala idea por principio o si es apropiado considerar los datos empíricos. Tras recordar las evidencias (en contra) que recogí en su día mis contertulios me suelen señalar que hay una cuestión previa de principios por la cual la separación no es aceptable. Ante esto mi postura es la siguiente:
Ojalá las cosas fueran tan fáciles y pudiéramos tomar decisiones basadas en sencillos principios. Tal cosa no suele ser posible. ¿Cuál es el principio al que apelar para no separar por razón de sexo? ¿Se deduce de la igualdad de derechos? Me temo que no. Será eso y algo más y mucho me temo que ese algo más requerirá incluir como principio la no separación, con lo que caeríamos en una falacia de “petición de principio”.
Hay una manera de no caer en ella y de estar cerca de …

Cambiar de rumbo

Por Alejandro Miñano

Uno de los aspectos de la Grecia antigua que más me atrae es el carácter individualista de las personas. Quizás sea porque es lo que nos falta en nuestra sociedad, quizás sea porque hoy día, en nuestras vidas, lo autónomo, lo particular, lo individual está en decadencia e infravalorado, siendo más frecuente que se premie lo colectivo. Si miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta que ya apenas se aprecia el trabajo individual de uno mismo, la pasión y los sentimientos por lo que uno hace, la libertad para desarrollar un sistema nuevo, un método personal, una idea original, en definitiva, el gusto de crear e imaginar un trabajo con el que podamos sentirnos felices y desarrollados. Todos estos conceptos están en un segundo plano porque no tienen prioridad en un mundo vertiginoso donde las actividades que nos rodean están diseñadas y programadas por una estructura multidisciplinar y globalizada. La música moderna de hoy, por ejemplo, suena de la misma manera y hab…

«Agrupémonos todos...»: globalización, identidad y política

Por José María Agüera Lorente
En un texto que publiqué en este mismo blog hace más de un mes reflexionaba sobre lo que Mario Bunge ha llamado «la derechización de la política». Recordaba elementos de la coyuntura política internacional que demostraban que su apreciación no era meramente subjetiva, y que tenía sustento en los hechos objetivos (léase aquí). En estos días, sin ir más lejos, cruzamos los dedos para que Marie Le Pen no gane las elecciones francesas. Repito lo que entonces escribí –estando de acuerdo en lo esencial con lo que ha publicado J. L. Ferreira sobre la socialdemocracia–: malos tiempos para la izquierda en general y para la socialdemocracia en particular. En ese aludido texto sugería como hipótesis explicativa de este desvanecimiento de la izquierda, la vigencia de un nuevo paradigma ideológico, cuyo advenimiento cabe atribuir –al menos en parte– a la profecía autocumplida del final de la historia, la cual parece haber sido asumida como propia por el pensamiento …

Las ideas y el fanatismo

José Luis Ferreira

Cualquier idea es susceptible de ser usada por un fanático, pero algunas ideas se dejan usar mejor que otras. Las ideas que tienden a enfatizar la división entre "nosotros" y "ellos" son de las que se dejan usar fácilmente, pero no son las únicas. Las ideas de la razón se dejan manipular menos, pero tampoco son libre de serlo y sus sueños pueden producir monstruos.

Si defiendes una idea que se deja usar fácilmente por los fanáticos, o bien no es una buena idea o, si lo es, es tu responsabilidad moral rodear esa idea de otras que eviten su mal uso, denunciar sus abusos y renunciar a cualquier beneficio que pudieras tener por las acciones de los fanáticos.

Por ejemplo, la idea de la selección natural de Darwin ha sido fácilmente usada (manipulada, pero usada) para justificar el statu quo social, en el que los que mejor viven son los que han sabido o podido adaptarse mejor. Nada de eso está en la Teoría de la Evolución de Darwin, pero el abuso de la…

La socialdemocracia real (y 2)

José Luis Ferreira

Tras la exposición en la entrada anterior de los aspectos más relevantes de la Socialdemocracia en general y en Suecia en particular, expongo unas cuantas reflexiones.



Gasto social como porcentaje del PIB en 2013
La Socialdemocracia ha sido hasta ahora una de las alternativas al modelo capitalista más partidario de la menor intervención del Estado. Se basa en un visión liberal del socialismo, sin nacionalizaciones absurdas, con mucha libertad en el sector privado de la economía y con mucho control y uso responsable en la parte pública. Sobre este modelo se han dicho muchas cosas. En su día, Hayek pensó que llevaría a una restricción inadmisible de las libertades y se equivocó. Los partidos de izquierda en la órbita de las ideologías comunista o socialista más radical siempre han acusado a la Socialdemocracia de ser una simple gestora del Capitalismo. Su acusación ha ido perdiendo simpatizantes a medida que transcurría el siglo 20 y se mostraba la prosperidad e iguald…

Apuntes para una genealogía de la moral sexual

¡Y, sobre todo, fuera el cuerpo, esa lamentable "idée fixe" (idea fija) de los sentidos!, ¡sujeto a todos los errores de la lógica que existen, refutado, incluso imposible, aun cuando es lo bastante insolente para comportarse como si fuera real!... (Friedrich W. Nietzsche: «El crepúsculo de los ídolos»)
Por José María Agüera Lorente
Entre los lugares comunes que conforman el paisaje de la historia de la filosofía se halla aquel que atribuye a Nietzsche el empleo del método genealógico como procedimiento de indagación filosófica. Procedimiento luego adoptado con carácter terapéutico por Sigmund Freud para la cura de la neurosis. Tiene su motivación en la sospecha que el filósofo alemán expresa en su «Genealogía de la moral» con estas palabras: «permanecemos necesariamente ajenos a nosotros mismos, no nos comprendemos, tenemos que confundirnos, para nosotros reza la frase eternamente: "De nadie estamos más lejos que de nosotros mismos", no somos "conocedores"…