Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

¿Por qué seguimos insertando roles?

Publicado originalmente el veintiséis de noviembre en el bLog de miguE..

Por +Miguel Ángel García Calderón (miguelangelgc) (@miguelangelgc)

La ONU celebra cada veinticinco de noviembre el día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujer. Regularmente cada año los diferentes medios nos informan cifras alarmantes del número de niñas y mujeres que son violadas, maltratadas o lastimadas cada hora, día o anualmente… un dato que aunque impresiona al cabo de un rato queda, lamentablemente, como algo anecdótico.

Y es que aunque siempre vemos a las mujeres como un grupo vulnerable -y lo son, porque se abusa de su condición en muchos entornos sociales y culturales aún en el siglo veintiuno- también el hombre, como género, sufre o es víctima de violencia tanto por mujeres como por su propio género, su familia o círculo cercano de convivencia.

Nacer hombre o mujer automáticamente nos adjunta el hecho de tener que tener -perdone el pleonasmo, amable lector- un cierto gusto y tende…

¿Es inconsistente la idea de progreso moral?

José Luis Ferreira

Hace tiempo, Jesús Zamora planteó una cuestión interesantísima: Por qué es inconsistente la idea de progreso moral. No pude entrar en la discusión en su día, pero desde entonces he ido madurando la postura que expongo a continuación.
Lo primero que hace Jesús es aclarar malentendidos. No se trata de negar que alguien (yo) pueda encontrar progreso en las preferencias morales de un individuo o sociedad. Obviamente si van cambiando y se van acercando a lo que yo considero como el mejor criterio moral (el mío) podré hablar de progreso.
Se trata de determinar si yo, con mis criterios morales de ahora, puedo pensar que en el futuro podré tener criterios morales que yo, ahora, considere mejores. El razonamiento de Jesús es impecable: si eso fuera posible nos llevaría a una contradicción. Según mi criterio actual considero que la situación A es moralmente superior a la B, pero reconozco que en el futuro pensaré que B es superior a A. Si considero que eso es progreso moral, …

Un poco de altruismo para el planeta.

Por miguelangelgc (@miguelangelgc


Primero que nada les debo una disculpa amable lectores por esta ausencia de dos semanas pero unos días complicados hicieron imposible mi producción literaria. Sin más, retornamos a la normalidad con un cambio de giro temporal aprovechando una experiencia reciente. Espero les guste. 
Hace algunos días llevé a vender, luego de varios meses de recolecta, botellas pet que junté -de casa- separándolas de la basura “tradicional”. 
El kilo del producto no lo compran por millones y eso es sin duda uno de los principales puntos de debate. Algunas personas me cuestionan al saber cuánto “gano” por ellas (nueve kilos se transformaron en poco más que un dólar) y si es o no realmente algo rentable. La respuesta, sencilla, es que no… pero es que no lo hago por vender sino por reciclar
Y he aquí el problema del asunto. 
La mayoría de nosotros, evidentemente, siempre buscamos que nuestro esfuerzo, de cualquier tipo, sea redituable -y qué mejor si es por una suma import…

Exocerebro o el dualismo enmascarado

Reseña de Antropología del cerebro, de Roger Bartra.
No soy psicólogo, tampoco neurocientífico. Ni siquiera puedo considerarme un filósofo de la mente. Solo soy un apasionado por los problemas extraños y fascinantes, como la mente. Poseo un fuerte deseo de sentirme maravillado, pero a la vez mantengo siempre mi distancia de aquellas teorías que parecen ser demasiado maravillosas para ser verdad, lo que no quita mi curiosidad por tratar de comprenderlas y averiguar qué tan acertadas son. Cuando hace aproximadamente un año y medio descubrí el libro titulado Antropología del cerebro. Conciencia, cultura y libre albedrío del sociólogo y antropólogo mexicano Roger Bartra, no pude quitarme de la cabeza la idea de comprar ese libro y leerlo. ¿Qué es lo que un antropólogo puede decirle a los psicólogos, los neurocientíficos y los filósofos que no sepan ya sobre la mente? Y así después de un año y medio  de saber de su existencia, leí esta obra. El librito es fácil de conseguir, sobre todo la …

Sobre ciencia y Economía

José Luis Ferreira

Un comentario mío a una entrada en el recomendable blog Sintetia:
Debo hacer dos distinciones en mi argumentación. Primero, que, independientemente de que al final queramos llamar ciencia o no a la Economía y otras ciencias sociales, algunos argumentos de la entrada no se sostienen. Segundo, que muchas definiciones sensatas de ciencia engloban a la Economía según muchos epistemólogos, de manera que esta parte del debate sería sobre todo semántica.
Vayamos con la primera cuestión:
1. Las Ciencias Sociales (CCSS) se refieren a comportamientos humanos, que también son hechos. No entiendo la distinción de la entrada, cuyo interés no se explica y de la que no veo que se deduzca nada de interés para el debate.
2. Que decir "quien estudia es parte del objeto de estudio" sea un argumento está por verse. Necesito una deducción que parta de esta premisa y lleve a alguna conclusión relevante para la determinación de si tal ciencia social lo es o no. Tal cosa no se ha…

Cómo defender a la ciencia (y a la sociedad) contra Paul Feyerabend

El siguiente es un escrito corregido y aumentado que presenté a manera de reporte de lectura en la universidad. Pensé que, dados las posibles futuras decisiones respecto a la ciencia en la administración de Trump, y el recorte presupuestario en México a la ciencia, la tecnología y la innovación, este ensayo podía encajar perfectamente en los debates de estos días.
La provocación y la caricaturización no suelen ser nunca maneras correctas de comenzar un debate centrado y racional. De hecho, nunca lo son. Es bien sabido que para comenzar a debatir sobre cualquier tema, es importante dejar en claro, primero que nada, de qué se quiere debatir. Si lo que se busca es debatir alguna situación real o la posibilidad en algún mundo imaginario, se esclarece desde mucho antes de comenzar una discusión.
Estos son solo unos puntos básicos que se respetan tanto en el debate científico como en el epistemológico. O por lo menos eso se suele hacer. Pero hubo un autor que rompió con estas reglas. Un aut…

El sitio de mi recreo: vida contemplativa y neurociencia

...la Humanidad se divierte o goza de un descanso cultivado –que esa es la finalidad del hombre, y no la tarea–, o haciendo hermosas cosas, o leyéndolas, o simplemente contemplando el mundo con admiración o delicia.
(Oscar Wilde) Por José María Agüera Lorente
Si uno fuese aficionado a la taxonomía dicotómica una de las sentencias clasificatorias que podría emitir rezaría como sigue: «el mundo se divide en dos: están los que hallan placer en no parar de hacer cosas, por un lado, y aquellos que su gusto lo encuentran en pararse a contemplarlas». Se atribuye a Pitágoras de Samos, en los albores de la filosofía allá por el siglo VI antes de Cristo, el haber sido el primero en emplear el término «filósofo» al comparar la situación del espectador de los juegos olímpicos con la condición del «amante del saber». A diferencia de los atletas, que persiguen el éxito competitivo y la gloria que lo acompaña, y los comerciantes, que acuden al evento con el fin de lucrarse, los espectadores asisten a él…

Símbolos y victimismos

José Luis Ferreira
De un comentario que hace algunos años hice en Geografía Subjetiva y que, quién sabe por qué, me ha venido a la cabeza estos días. Es una visión desde dentro de lo vasco. Se me echará en cara que falta la contrapartida sobre la actitud desde fuera hacia lo vasco (o catalán o gallego). Cierto, pero es que eso también lo he hecho alguna vez. Por ejemplo aquí, aquí y aquí. No se puede hablar de todo a la vez:
Son muchas cosas (no sólo símbolos) de las que acaba adueñándose algún sector de la sociedad. En el País Vasco, casi todo lo que concierne a la cultura vasca parece estar en manos nacionalistas y, como mucho, de Ezker Batua (pienso en todo lo que gira en torno al euskera, además de banderas, himnos, días de la patria vasca,…). Algunas de ellas, además, están en manos casi exclusivas del entorno más radical (bertsolarismo, por ejemplo). Tal vez solo en los deportes populares vascos (pelota, traineras,…) haya más pluralidad. Decía Savater que una de las tareas de lo…

Solidaridad con el cura de Viveros (Andrés Carmona)

12/11/2016.
A principios de este mes de noviembre, el sacerdote de Viveros (un pueblo de Albacete), ha sido noticia por una pancarta que colocó en la puerta de la iglesia. En dicha pancarta podía leerse un listado de pecados que, según decía la pancarta, “son mortales y nos quitan el derecho a comulgar”. Entre esos pecados estaban “darse a la brujería, espiritismo o adivinación (…), abortar (…), emborracharse, drogarse (…) usar anticonceptivos o cualquier otro medio de impedir el embarazo (…) usar de cualquier modo de la sexualidad fuera del matrimonio, ya sea a solas o con otras personas aunque haya consentimiento, mirar elaborar y difundir pornografía, vivir en pareja sin estar casado (…) favorecer o consentir las deshonestidades sexuales de los hijos”, etc.

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…