24 de agosto de 2016

El género no es una ideología



por David Osorio (@Daosorios)

En estos días de transfobia me ha llamado la atención que quienes discriminan a las personas trans hacen referencia indefectiblemente a la "ideología de género".

Antes de seguir, vamos a aclarar qué es la transexualidad, para que nos entendamos. Retomo las palabras de la doctora y sexóloga Ana María Caro, que escribe sobre estos temas en su blog Amaturum —que no sé qué esperan para empezar a seguir—:



Rápido y mal, los conceptos serían así:

  • Sexo: hace referencia a los genitales con los que se nace; la gran mayoría de personas tenemos genitales masculinos o femeninos. Los intersexuales (antes llamados hermafroditas) son personas que nacieron con algo más que el cuerpo femenino o masculino estándar como son definidos por la medicina.

  • Género: El género es cómo se siente una persona. Puede sentirse hombre o mujer.

  • Orientación sexual/amorosa: Normalmente, la orientación sexual puede ser heterosexual, bisexual y homosexual, aunque hay muchas otras categorías (algunas intermedias), como demisexual, asexual, heteroflexible, homoflexible, heteroamoroso, homoamoroso, etc.

Existe cualquier número de combinaciones de sexo, género y orientación, sin que eso haga más o menos a nadie.

Cuando el sexo y el género de una persona coinciden (por ejemplo, alguien que tiene genitales masculinos y se siente hombre), esa persona es cisgénero. Los trans (transgénero o transexuales) son personas que tienen un sexo diferente a su género — es una condición conocida como disforia de género.

O como lo llaman los conservadores sociales, religionistas y puritanos en general, "ideología de género", pretendiendo que es algo inventado. (El término es usado bastante liberalmente, así que en ocasiones es un término paraguas con el que se refieren despectivamente a otros temas de derechos humanos como el matrimonio gay, la adopción homoparental, la educación sexual y/o el alquiler de vientres.) Algunos activistas LGBTI también creen que se trata de una ideología y se refieren a esto como una "construcción social".

Pero por mucho que lo repitan, el género y la transexualidad no son invenciones ideológicas — hay toneladas de evidencia de que la disforia de género existe.

Por ejemplo, los estudios con gemelos indican que la disforia de género es heredable en un 62%; también está asociada con variaciones en los genes de un individuo, que hacen que este sea menos sensible a los andrógenos. Eso por no mencionar las diferencias anatómicas entre los trans y las personas cisgénero: los cerebros de las personas trans a las que se les asignó un género al nacer mostraron estructuras cerebrales típicas del género con el que se identificaban (el que no les fue asignado al nacer). Además, algunos aspectos del funcionamiento del hipotálamo de las mujeres trans se asemejan a los típicos de las mujeres cisgénero.

La disforia de género es tan 'natural' como tener pelo negro, o ser zurdo. La intolerante idea que el género es una ideología (o un producto de la cultura, de la crianza o del entorno) ha tenido consecuencias nefastas para cientos de individuos, cambiando para siempre sus vidas. En los anales de la medicina contamos con innumerables registros de personas a quienes, por una u otra razón, se les hizo un cambio de sexo que no habían solicitado y se les crió para que fueran del género acorde al cambio de sexo, a menudo con resultados espantosos.

Uno de los casos más conocidos —y terribles— es el de David Reimer quien, a los 8 meses de nacido, fue sometido a una circuncisión que le quemó todo el pene y la 'solución' del doctor fue hacerle una cirugía de cambio de sexo, y que lo criaran como a una niña. Reimer se suicidó a los 38 años de edad, después de soportar todo tipo de angustias, maltrato y discriminación en su vida. Antes, aguantó demasiado.

No sé qué tienen en la cabeza quienes insisten en llamarlo "ideología de género" pero ciertamente se equivocan. Aquí no hay ninguna ideología. Hay personas que tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano, incluyendo los de hacer sus proyectos de vida como prefieran, someterse a tantas cirugías como quieran para sentirse a gusto con sus cuerpos, vestirse como quieran, acostarse con quien deseen, casarse con quien quieran y exigir —sí, exigir— respeto.

Aquí, la única ideología es el chovinismo de aquellos que pretenden imponer sus gustos y disgustos, pretendiendo dictar lo que los demás pueden hacer con sus vidas.

5 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo. La transexualidad será un trastorno con base biológica, pero los transexuales copian su conduta del sexo con el que se identifica mediante aprendizaje cultural, igual que los cisgénero. El género no es solo cómo se sienta una persona respecto a su sexo. El género es mucho más que identidad de género. Es el conjunto de características conductules, valores y roles asociados a la masculinidad y la feminidad en cada cultura. La expresión "ideología de género" efectivamente es una invención del conservadurismo pero creo que no la has comprendido. Su propósito, y en esto coinciden contigo, es criticar que esos roles sean culturales. En parte los conservadores tienen razón. Los roles sexuales tienen un aire de familia entre distintas culturas porque obedecen a diferencias biológicas entre ambos sexos. Pero el conservador es alérgico al culturalismo y pretende que todas las característas, todos los vicios y virtudes que aprecia en cada género, sean naturales. Preservarlos sin mácula requiere darles un fudamento más sólido que la diversa y cambiante cultura. Cuando la apelación al mandato divino ya no opera, la estrategia más eficaz de hacer que algo siga siendo obligatorio es intentar naturalizarlo. Si las características de la conducta de cada sexo fuesen naturales, serían objetivas, no aceptarían enmienda ni variación. Son los mismos pies de barro de los derechos humanos "naturales". El iusnaturalismo tiene una sombra muy larga y ha servido tanto a las pretensiones de progresistas como de reaccionarios.

    ResponderEliminar
  2. David, todo lo que has dicho es correcto, y seguirá siéndolo mientras sigas en el mismo plano. Me explico: te estás moviendo en el plano de lo DESCRIPTIVO, de lo que ES, y hasta ahí todo bien. El problema viene (y ahí es donde aparece la IDEOLOGÍA) cuando se da el salto a lo PRESCRIPTIVO, a lo que DEBE SER. Lo que se critica de la ideología de género (o por lo menos lo que yo critico) es ese salto que me parece muchas veces injustificado. Para entendernos, es como si alguien describe perfectamente un resfriado y después receta “en consecuencia” sacrificar una cabra para curarlo. Non sequitur! Algo así pasa con los ideólogos del género que, de lo que tú has resumido muy bien, extraen consecuencias muchas veces dudosas. Por ejemplo, la diferencia sexo-género les lleva a decir que el sexo (biológico) no tiene ninguna (o apenas ninguna) influencia en el género porque el género es totalmente cultural. O que cosas como la violencia o la agresividad son puramente culturales y que no tienen nada que ver con lo biológico. O que si mayoritariamente hombres y mujeres tienden a hacer cosas distintas (por ejemplo, preferir ciertos estudios o empleos) tampoco hay base biológica sino solo cultural por efecto de la ideología patriarcal. O que si niños y niñas juegan con los mismos juguetes “no sexistas” y “no violentos” de mayores no tendrán prejuicios machistas ni serán agresivos, etc. Y todo eso si acaso son meros buenos deseos, pero sin ninguna base empírica, es más, con evidencia empírica en su contra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un pequeño problema que trata sobre este tema ¿podría darme alguna referencia de estudios con una buena base empírica? Hay tantos que defienden la ideología de género que me está costando encontrarlos sobre el punto de vista opuesto y que me parezcan fiables. Gracias.

      Eliminar
    2. Nadie defiende la "ideología de genero", porque esta es una invención de los grupos conservadores para referirse a todos los temas sobre sexualidad que les producen pánico.

      Eliminar
  3. En resumen, la distinción sexo/biología - género/cultura ha sido mal comprendida y utilizada

    por la ideología de quienes pretenden separarlos en ámbitos estancos, para que el sexo no influya en el género, en un intento de convencernos de que todas las características sexuales o de personalidad sean una elección, como el peinado. Eso es absurdo.

    y por la ideología de quienes pretenden negar la distinción, para que todas las características de la conducta y la personalidad de cada sexo sean naturales, en un intento de convencernos de que también los diferentes roles, derechos y obligaciones que atribuimos tradicionalmente a cada sexo serán una consecuencia natural y la cultura no tiene papel que jugar en las diferencias de conducta entre sexos. Eso también es absurdo.

    La "ideología de género" es una expresión acuñada por los segundos para referirse a lo que defienden los primeros. Pero la diferencia y la relación entre sexo y género, desde un punto de vista antropológico, me parece convincente y muy útil.

    https://www.youtube.com/watch?v=d9Phj9rCfws&feature=youtu.be
    https://www.youtube.com/watch?v=hFQedY9FrgA&feature=youtu.be

    ResponderEliminar