Ir al contenido principal

Qué fácil es saber


José Luis Ferreira

O eso parece a menudo. Veamos, si no:

  • La culpa de todo la tiene la sociedad. 
  • Tal comportamiento no es más que una sublimación de un deseo o el resultado de un trauma. 
  • Hay que equilibrar la energía para estar sanos. Siendo positivos aumentamos las defensas del cuerpo. 
  • Dando dinero a la gente impulsamos la economía. 
Son simplezas y, aunque para alguna de esas afirmaciones se pueda poner un ejemplo que parezca darle la razón, no permiten hacer ningún tipo de análisis más allá de formar un discurso que no sea dar vueltas a datos y argumentos para justificar lo que ya se está postulando. Sin embargo dan la apariencia de conocimiento y, gracias a ellas (o por culpa de ellas) creemos saber de sociología, psicología, medicina o economía, según el caso, hasta el punto de creer que sabemos más que quienes investigan de verdad sobre esos temas. Cada una de esas afirmaciones (junto con otras muchas de ese cariz) está en el núcleo ideológico de un tipo de discurso que engatusa a demasiada gente durante demasiado tiempo.

¿Por qué somos tan atrevidos? Seguramente haya un cúmulo de circunstancias. Ayuda el que ninguna de esas disciplinas o ciencias lo sea con una exactitud o precisión como la física, pero ayuda también el que todos sabemos, por naturaleza y por vivir en el mundo, algo de cada una de ellas. A no ser que hayamos estudiado el tema con cuidado no presumimos de saber física o química. En cambio todos somos un poco psicólogos cuando notamos que alguien está triste, como somos un poco médicos cuando limpiamos una herida, un poco economistas cuando echamos unas cuentas y un poco sociólogos cuando detectamos grupos y diferencias sociales. Tenemos intuiciones más o menos elaboradas a las que nos aferramos demasiado. Se requiere de una gran disciplina para cambiarlas por las ideas basadas en investigaciones que se van formando con lentitud exasperante.

Comentarios

  1. Yo digo que todos somos egoistas.... jeje

    ResponderEliminar
  2. Necesitamos creer que sabemos para que no nos paralice el vértigo de nuestra ceguera. Somos tontos pero no lo sabemos. Somos ignorantes pero lo ignoramos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Y si Fernando Simón, Santi Gª Cremades y Martínez Ron estuvieran equivocados?

31/05/2020

Entre las muchas consecuencias de la pandemia de COVID-19 que está padeciendo el mundo entero, una de ellas es que la ciencia se ha colocado en el trending topic de la agenda política y mediática. Con resultados extremos y multitud de grados intermedios: desde una confianza en ella que raya la fe religiosa hasta el desprestigio de que no sirve para nada. Estos últimos la acusan de que un día dice una cosa y otro día otra: que si iba a ser menos grave que la gripe común y luego más grave que la gripe española, que si los niños son vectores y luego que ni contagian ni se contagian, que si el virus se contagia en superficies y luego que no es así, etc.

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

El Positivismo y sus críticas

Hasta el fin de agosto os dejo con reposiciones de mis entradas más leídas en este blog. Esta es la número 1.

El Positivismo (o materialismo o naturalismo) dice que todas las teorías que construyamos acerca de la realidad deben ser validadas lógica y empíricamente. Proposiciones no susceptibles de ser validadas deben ser rechazadas.

Hay posturas positivistas que van más allá de lo anterior en el sentido de que afirman más cosas. Son ideas de algunos positivistas en particular o de alguna corriente basada en el positivismo, como el empirismo lógico. No hablo de ellas ni las defiendo o ataco (no ahora). Me restringiré a la definición del primer párrafo.

Esto implica un cambio de línea de investigación muy importante respecto al no-positivismo. Así, se rechazarán hipótesis del tipo "acción divina" o "milagro" mientras no se encuentre evidencia para ello.

También se rechazarán apriorismos derivados de cualquier prejuicio o ideología. En las ciencias médicas y sociales…