Ir al contenido principal

Cuando cierro los ojos veo neoliberales


José Luis Ferreira

En los comentarios a una entrada en mi blog volvió a salir la palabra "neoliberal". No es la primera vez que me pasa, como no es la primera vez que quien la emplea no aclara ni su definición ni su porqué de emplearla en ese contexto. Al principio este abuso de una parte de la izquierda de llamar neoliberal a cualquiera que piense que alguna vez algún mercado ha funcionado mejor que una decisión de planificación central me parecía inocua. Hay gente incapaz de querer analizar las cosas por prejuicio ideológico, pero eso ya lo sabíamos, ocurre en todas las partes del espectro político. Pero tanta obcecación, ver que llaman también neoliberales a estos o a estos, tal vez sea indicativo de algo más, y esta es la reflexión que se me ocurre:

Hay varias razones por las que una revolución, aún bienintencionada, fracasa. Una de ellas es la presencia de estas gentes paranoicas cegadas por su ideología que ven enemigos en todas partes. Para ellos millones de personas son agentes de la CIA, contrarrevolucionarios, pequeños burgueses, reaccionarios, enemigos ocultos, etc. Si hubiera una revolución ahora los reconoceríamos porque son los que están repartiendo a diestra y siniestra la etiqueta de "neoliberal". ¿Qué clase de sociedad puede proponer gente que denota esta ignorancia y esta paranoia?

Es, en otra parte del espectro de las ideas, la misma actitud de los que ven herejes y pecadores por todas partes, o los que ven conspiraciones judías, o los que ven musulmanes socialistas en los sitios más insospechados. Coinciden en la paranoia y, si les dejan, coinciden en lo totalitario de sus métodos.

Comentarios

  1. Hay que tener cuidado al apuntar las conspiraciones, pues igual que se tacha de neoliberal a cualquiera que disienta, se puede caer facilmente en buscar conspiraciones allí donde no nos guste poner la mirada.

    Por ejemplo, el caso de Obama y el Islam. Presuponer que Obama es secretamente musulmán es exagerado y paranoico. Sin embargo, por otra parte es cierto que el que fue su modelo, su padre, era musulmán, y el mismo llegó a estar es un colegio religioso islámico de pequeño. Y hay quien le achaca que se pueda sentir más cercano del Islam que de la tradición judeocristiana occidental. Y lo cierto es que, si uno observa su política exterior, es algo que encaja bastante. Pero de esto raramente se habla, porque es más simple poner el dedo en los extremos, igual que es más simple etiquetar de neoliberal extremista a todo aquel que se aleje de ciertas posiciones.

    ResponderEliminar
  2. Neoliberal se entiende como corrupto, vendido...Capaz de hopetacar a su madre por defender sus intereses. Gente sin escrúpulos, personas que venderán lo que sea, o privatizarán cualquier empresa buscando el el fruto de comisiones...

    Al parecer, muchos los conocen, los reconocen y los defienden...Y otros tantos los atacan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Óscar:

      Este es un blog de Filosofía, de racionalidad. La definición o entendimiento que das de neoliberal no se corresponde con el concepto tal y como se suele usar. Lo primero para poder debatir y hablar es aceptar una serie de definiciones, saber de lo que estamos hablando. No inventarse significados. Si quieres concluir que, al final, los neoliberales son corruptos... debes partir de la definición aceptada y argumentar con datos que se sigue la conclusión de que son todo lo que dices.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…