Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

¿Quién tiene la culpa? O idea del anarcocapitalismo

Por José María Agüera Lorente Pocas obras cinematográficas tan conmovedoras hay que plasmen la frágil condición humana como Las uvas de la ira, realizada por John Ford en 1940. Basada en la novela homónima de John Steinbeck, narra la historia de desarraigo forzoso de una familia de campesinos estadounidenses que, en el contexto de la crisis económica de 1929,  tienen que abandonar las tierras que venían cultivando desde generaciones en Oklahoma. Sin techo ni apenas recursos, los desahuciados –abuelos, padres, hijos, nietos– emprenden un viaje de incierto resultado hacia la tierra «que mana leche y miel» según creen ellos, y que es California. Buscan trabajo desesperadamente mediante el que obtener eso que todos precisamos para vivir: alimento y cobijo. En el viaje de esa familia reconoce uno el viaje de cualquier ser humano despojado de todo lo preciso, arrancado de su entorno conocido, vulnerable a las miserias a las que siempre estamos expuestos –pero olvidamos los que disfrutamos d…

El nuevo problema de la inducción (y 2)

José Luis Ferreira

Completo con esta la serie de entradas sobre el problema de la inducción. Aquí se presentaba el problema y mi visión de él, aquí se hablaba del nuevo problema de la inducción. Básicamente viene a decir que no hay manera de distinguir entre la Física tal como la conocemos y la Física que es igual a ella excepto porque las leyes se acaban en el solsticio de invierno de 2012. Llamémoslas Física I y Física II. Más concretamente diríamos que, no importa qué probabilidades a priori tuviéramos para cada una de estas dos posibilidades, los datos habrán ido rechazando la Física aristotélica y la newtoniana y habrán aumentado las la Física I y la Física II y además lo habrán hecho en igual proporción. Esto es así porque los datos son tan compatibles con una como con la otra.
Normalmente la razón de elegir como más probable la Física I es que es más sencilla. Física II requiere de los axiomas de Física I y, además, de la desaparición del mundo en plan profecía maya inventada. …

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

El nuevo problema de la inducción

José Luis Ferreira

En una entrada anterior, y a modo de introducción para esta de hoy, hablé del problema de la inducción. Como prometí entonces, esta segunda será sobre "el nuevo problema de la inducción", que intentaré resumir a continuación.
Pongamos que tenemos unas observaciones y queremos construir una teoría basándonos en ellas. Por ejemplo, hemos observado las posiciones de los planetas en el cielo y formulamos el modelo heliocéntrico gobernado por las leyes de Kepler. Con ese modelo hacemos predicciones y encontramos que estas se cumplen con mayor precisión que las predicciones hechas con un modelo alternativo, por ejemplo, con el modelo geocéntrico con epiciclos.
Entendiendo la inducción como inferencia estadística, y usando, dentro de ella, el modelo bayesiano, diremos que, si partíamos de ambas teorías, a las que asignábamos ciertas probabilidades a priori de ser ciertas (p para la primera y 1-p para la segunda), la información de los nuevos datos, que eran más e…

"La resurrección de Cristo": buena película, pero típicamente acrítica (Gabriel Andrade)

En los últimos años ha habido una explosión de películas apologéticas cristianas. Por lo general, son de pésima calidad, y no tratan sobre los eventos fundacionales del cristianismo, sino sobre las fantasías apocalípticas del siglo XXI. La resurrección de Cristo, dirigida por Kevin Reynolds, tiene la típica calidad hollywoodense (mucho mejor que las mediocres películas apologéticas cristianas), y sí trata sobre los eventos fundacionales del cristianismo. Pero, no es nada del otro mundo. Narra la historia de Clavio, un tribuno romano que recibe de Pilato la orden de hacer aparecer el cuerpo de Jesús, para refutar a quienes están proclamando que Jesús ha resucitado. Pilato teme una sublevación, y presiona a Clavio para que cumpla su labor. Clavio empieza a investigar, pero eventualmente se da cuenta de que el sepulcro de Jesús estaba vacío y de que nadie robó el cuerpo. Al final, se encuentra con el propio Jesús resucitado, y se convierte a la naciente religión cristiana.
Si yo fuera Clav…

Por qué no creo que exista la filosofía oriental (y por qué pienso que Roberto Augusto se equivoca)

Esta será solo otra gran parrafada que espero se convierta en un estimulante diálogo-debate con mi facebook-friend, el filósofo Roberto Augusto (y con quien quiera aportar cualquier cosa valiosa sobre el tema). De acuerdo a este breve artículo de Augusto en la revista Filosofía Hoy, la historia de la filosofía es un fraude porque (principalmente) no se suele incluir a la filosofía oriental dentro de la misma. Además, como acertadamente nos dice el buen Roberto, en la historia de la filosofía se ha seguido al idealismo para dividir las distintas etapas, doctrinas y autores. No discutiré ese último punto. Lo que sí voy a sostener es que la razón por la que (usualmente, más no siempre) no se incluye la filosofía oriental en la historia de la filosofía es porque, definido claramente, no existe la filosofía oriental. Me explico. No tengo duda alguna de que existen filósofos orientales en la actualidad (chinos, rusos, japoneses, indios, vietnamitas, árabes...) con temas y propuestas interesan…

¿Qué significa modernizar el islam? (Apuntes críticos sobre el Estado multiconfesional)

Por José María Agüera Lorente
Hemos llegado ya al punto en que la loa a la racionalidad se considera como señal de que un hombre es un viejo oscurantista, lamentable superviviente de una era pasada.Bertrand Russell: Esbozo del disparate intelectual
El currículum de religión islámica para los distintos niveles educativos de nuestro sistema de enseñanza ha sido publicado en el BOE, donde se hace carne el verbo de la ley para que ésta habite efectivamente entre nosotros. Así caminamos con paso firme hacia el Estado multiconfesional. Es una forma ciertamente espuria de interpretar la aconfesionalidad reconocida en nuestra constitución como forma de definir la relación entre las instituciones civiles y las religiosas en el espacio público (y la escuela es parte esencial del mismo). En vez de tender hacia un efectivo cumplimiento de la laicidad, que es condición sine qua non para conformar un verdadero Estado democrático capaz de garantizar la libertad de conciencia de sus ciudadanos, convert…

¿Existe el problema de la inducción?

José Luis Ferreira

El argumento que presenta el problema de la inducción es, históricamente, el siguiente:
Observamos salir el sol cada día y presumimos que seguirá saliendo. Esto es un argumento inductivo y lo aceptamos porque ha funcionado bien en muchos otros ejemplos y aceptamos que seguirá funcionando. El argumento que justifica la inducción es, pues, circular.
En una entrada pasada me he referido a los argumentos circulares y he alertado contra meter en el mismo saco a los aparentemente circulares que a los circulares de verdad. ¿De qué tipo es la circularidad de la inducción? Sostendré que es solo aparente y para ello usaré un modelo formal en el que se justifica la inducción. Ya he hablado de él en más de una ocasión, pero creo que solo en comentarios o en las discusiones del Otto Neurath, se trata de la inferencia estadística.
Expliquemos un caso sencillo. Tenemos una urna con bolas. Sacamos una bola, que resulta ser blanca. Sacamos otra, que también es blanca. Seguimos así y…

IVA a libros: ¿sí, no, por qué?

por David Osorio (@Daosorios)

Esta semana El Tiempo reportó que la Comisión de Expertos Tributarios contempla empezar a cobrarle impuesto del IVA a a los libros — la reacción instintiva es oponerse a la medida y hasta indignarse, pero analicemos las cosas por un momento.

La exención tributaria a la industria del libro parte de la base de que los libros son una puerta a la cultura y el conocimiento, pero los escépticos sabemos mejor que eso. Existen muchos tipos de libros, con diversos contenidos: así como los hay de divulgación y cultura, también los hay, de hecho abundan, sobre pseudociencias, de superación personal, de dietas que no sirven, politiqueros, de proselitismo religioso y —tal vez los más molestos— de 'ciencias' sociales cuyos autores parecen tener alguna alergia a la rigurosidad.

Así que los libros pueden ser ventanas al conocimiento y la cultura... pero también pueden ser portales para expandir la ignorancia y la incultura. Asumir que cualquier libro, por el hec…

Argumentos circulares

José Luis Ferreira

Es relativamente fácil pretender que cualquier defensa de cualquier afirmación acerca del mundo es circular. Basta pedir que se definan todos los términos de la afirmación, para luego pedir que se definan los términos que aparecen en las definiciones y así sucesivamente. Como el lenguaje es finito, al final tendremos unos términos que se referirán entre sí de manera circular o que no se refieren a ningún otro.
Otra manera de hacerlo consiste en pedir justificación de todos los pasos realizados para hacer la afirmación y después pedir justificación de las justificaciones. Ocurrirá algo parecido. Por ejemplo, las afirmaciones que se consideran justificadas en una determinada ciencia lo son porque se sigue un método aceptado por quienes hacen esas afirmaciones. Así que parece que las justificaciones son circulares, que podían haberse hecho de otra manera y gozar del mismo tipo de apoyos.
Todo lo anterior es apariencia del discurso natural y descuidado. Tomemos el sigui…

Los abusos de la palabra “energía”

Por Matías Suarez Holze      

 Una de las palabras de las que más se abusan tanto los charlatanes de todo tipo, como las personas comunes que intentan justificar creencias endebles es sin duda la palabra “energía”. Esta palabra también en el lenguaje de uso cotidiano carece por lo general de justificación y precisión, lo que hace que raras veces se la utilice como corresponde. De tantos usos injustificados, este término de apariencia “técnica” terminó por ser de un significado completamente vago y aparentemente aplicable a todo. La definición de energía utilizada tanto en las pseudociencias como popularmente, no tiene absolutamente nada que ver con lo que la ciencia y la semántica  entienden por energía(s), sino más bien, es por lo general absolutamente arbitraria, ambigua e imprecisa, y tiene como fin una impostura explicativa. Ante cualquier supuesto hecho paranormal/sobrenatural, sacan a relucir está práctica palabra como parte de una supuesta explicación, con el problema de que …