Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

¿Cómo hay algo en vez de nada?

Reseña de Un universo de la nada, de Lawrence Krauss
"Se trata de algo tan extraordinario que quiero recalcarlo una vez más. Las fluctuaciones cuánticas, que de otro modo habrían sido completamente invisibles, quedan congeladas por la inflación y emergen después por fluctuaciones de densidad ¡que producen todo cuanto podemos ver! Si todos somos polvo de estrellas, como he escrito, también es cierto -si la inflación tuvo lugar- que todos nosotros, literalmente, salimos de una nada cuántica." Lawrence Krauss.

Lawrence Krauss es un conocido físico teórico y cosmólogo que en los últimos años ha encontrado vocación en la divulgación científica (Historia de un átomo yLa física de Star Trek son ya clásicos de este género), así como también uno de los principales defensores del pensamiento crítico desde la bandera del ateísmo militante. Algunos podrían afirmar que Krauss queda perfecto como "el quinto jinete del nuevo ateísmo" (título bastante confuso, pues a…

Cínicos (o a la busca del hombre honesto)

Por José María Agüera Lorente Hay palabras cuyo significado cuesta trabajo explicar. Los profesores lo sabemos muy bien. Las hay –las de elevado grado de abstracción, sobre todo– que se hallan preñadas de matices y esconden escotillones semánticos que únicamente cabe aprehender  y abrir dotados del preciso conocimiento de su historia y sin perderle nunca la cara a la realidad a la que, en cualquier caso, las palabras refieren. Tomemos, pongamos por caso, la palabra «cinismo». Hagamos por rebuscar en los antecedentes que conforman su génesis. Quién sabe si en el proceso aprendamos algo acerca de la propia naturaleza del espíritu que anima nuestra cultura y, más profundamente, sobre las raíces de la condición humana.  El vocablo «cínico» proviene de kynikos, término griego parido por la antigüedad helena, reconocida hasta la saciedad como uno de los progenitores de la egregia civilización europea. kynikos deriva de kynos, que significa perro en castellano. Antístenes de Atenas (444-365 a.C…

Narrativas de ayer y hoy

José Luis Ferreira

Como continuación de una entrada anterior y como respuesta a algunos comentarios en el Otto Neurath, contesté así a la pretensión de poner las narrativas en el centro del quehacer científico, al parecer como manera de explicar en qué consiste la actividad científica:

Esta cosa de las narrativas es un error profundo en el que no se debería caer. Entre otras razones porque no suele distinguir la psicología, sociología o historia de la ciencia (en realidad, de los científicos) de la epistemología.

Las razones o el método sobre cómo hacen sus cosas uno, muchos o todos los científicos en particular es una cosa distinta de cómo y por qué se acaban aceptando unos u otros conocimientos. Se aceptan los que pasan el impepinable método científico, no importa lo narrativos que hayamos estado para convencer (esto importará para la historia de por qué se aceptó o tardó en hacerse más de la cuenta).

El hecho es que los científicos de cualquier ciencia intentan ser lo más rigurosos…

Sartre, la libertad y la ciencia (Gabriel Andrade)

Una pregunta que ocasionalmente me he hecho es, ¿cómo la filosofía francesa pasó de la lucidez de Diderot, Voltaire y los ilustrados; al oscurantismo de Derrida, Deleuze y los posmodernos? En mi libro El posmodernismo ¡vaya timo! exploro cómo pudo darse este proceso. Pero, no exploré suficientemente, aquello que ahora considero es una fase intermedia entre la lucidez de la ilustración y el oscurantismo posmoderno: el existencialismo francés, en especial, la obra de Sartre.             Sartre no es como los posmodernos o Heidegger. En algunos libros (no todos), Sartre se hace entender adecuadamente. Y, dadas sus dotes dramatúrgicas, la expresión de sus ideas en obras de teatro aclara lo que, en ocasiones, es una prosa impenetrable. En esto, Sartre se parece a los ilustrados. Pero, Sartre también inauguró una tendencia filosófica que, si bien no era propiamente contraria a la ciencia, sí pecaba de ignorar la información científica. En esto, Sartre se parece a los posmodernos. Y, se pare…

Puliendo lentes (II): la noción de «a priori» desde la perspectiva de la unidad del conocimiento

Por José María Agüera Lorente En el último texto que publiqué en este blog presenté el paradigma epistemológico de la «consiliencia» (consilience), el cual promueve una concepción unitaria del conocimiento. Defendía en él la necesidad de una comunicación entre ciencias y humanidades –cuyo catalizador podía ser muy bien la filosofía– con el fin de alcanzar un conocimiento integrado del universo físico y el mundo humano, posible desde luego e imprescindible, más que nunca en la actualidad, para afrontar con inteligencia los retos globales a los que se enfrenta nuestra especie. Quisiera en este artículo tomar un concepto ya clásico en la filosofía, en concreto en el ámbito gonoseológico,  para que pueda servir de muestra de lo que significa la tesis de la «consiliencia» o unidad del conocimiento.  Quede claro desde un principio que no es la pretensión de quien escribe modestamente estas reflexiones trazar las líneas maestras de un riguroso tratado filosófico acerca del a priori kantiano al…