Ir al contenido principal

Las compensaciones por esclavitud en EE.UU. (Gabriel Andrade)

2016 es un año electoral en EE.UU. Y, como ocurre cada cuatro años, hay debates entre los candidatos. Uno de los temas que ocasionalmente aparece en estos debates, es el asunto de las compensaciones raciales. Varios grupos oprimidos en la historia de los EE.UU., pero en especial los negros, exigen compensaciones monetarias por los siglos anteriores de esclavitud (actualmente el demagogo Ta Neishi Coates es quien más ruido hace con esa solicitud). Este proyecto se ha planteado muchas veces, pero nadie se lo ha tomado muy en serio, e incluso, el más izquierdista de los candidatos en el 2016, Bernie Sanders, lo ha rechazado (acá).

            En principio, la idea de compensación por opresiones pasadas no está mal. Los blancos suelen quejarse de que ellos no son culpables de lo que sus ancestros hicieron. Tienen razón, pero eso no condona su deuda. Si X roba una propiedad a Y, y la pasa a sus descendientes, los descendientes de Y tienen el derecho de reclamar a los descendientes de X la compensación de la propiedad que fue despojada a sus ancestros, y que ahora ellos disfrutarían, si no hubiera sido por ese despojo. Así pues, si los amos blancos se hicieron ricos a expensas del trabajo de los esclavos negros (y, en ese sentido, hubo un robo del trabajo de los negros), hay una obligación de que quien ahora disfruta de ese robo (aun si no es culpable del robo en sí mismo) devuelva lo robado a los descendientes de quien fue víctima del robo.
            El problema es que en EE.UU., no hay nada remotamente cercano que permita saber quién es descendiente de los amos, y quién es descendiente de los esclavos. Puede haber algunos registros genealógicos, pero son clarísimamente insuficientes, y previsiblemente, si se admiten las compensaciones, estarán abiertos a manipulaciones. Los demagogos que piden estas compensaciones, asumen gratuitamente que todo blanco es descendiente de esclavista, y todo negro es descendiente de esclavo. Pero, el asunto es muchísimo más complejo.
En primer lugar, no todo blanco es descendiente de esclavistas. EE.UU. ciertamente era una sociedad esclavista, pero la esclavitud se fue aboliendo progresivamente en distintos estados, y tras ese proceso de abolición, hubo muchas olas de inmigración europea de gente muy empobrecida (irlandeses, italianos, polacos, etc.) que no tenían esclavos. Del mismo modo, no todo negro es descendiente de esclavos. Hubo esclavistas negros en EE.UU. Pero además, parte de la población negra norteamericana es descendiente de inmigrantes africanos y caribeños que llegaron a EE.UU. como personas libres (Barack Obama, por ejemplo, se identifica como negro, pero no es descendiente de esclavos), y entre los que proceden de África directamente, hay alguna probabilidad de que en realidad son descendientes de esclavistas, pues la trata negrera requirió intermediarios africanos que esclavizaban a quienes eran enviados a América.
Hay aún otro problema. La raza es una construcción social sin mucho fundamento biológico, y no es nada fácil precisar quién es un negro, y quién es un blanco. Un melanesio, por ejemplo, podría ser identificado como negro en EE.UU., pero genéticamente está más cerca de los europeos que de los africanos. Y, si bien en EE.UU. no hubo la misma intensidad de mestizaje que sí hubo en América Latina, su población es más mestiza de lo que se suele creer. Si bien la burocracia norteamericana obstinadamente se empeña en encasillar en categorías raciales a su población, objetivamente es muy difícil hacerlo. En líneas generales, la burocracia norteamericana permite que cada quien autodefina su identidad. Pero, no es difícil prever que, en caso de que se apliquen las compensaciones, mucha gente se empezará a definir como negra para recibir los beneficios.
De hecho, ya ha ocurrido así en casos famosos: por ejemplo, en 1988, los hermanos Malone (considerados blancos originalmente) no aprobaron un examen de ingreso como bomberos de la ciudad de Boston; pero en vista de que el departamento de bomberos tenía cuotas raciales para los negros, estos hermanos alegaron que tenían un tatarabuelo negro, se asumieron como negros (en virtud de la regla de “una gota de sangre”, la cual arbitrariamente postula en EE.UU. que basta un ancestro negro para ser negro), y lograron entrar como bomberos.

Por último, hay aún otro problema que los demagogos rara vez consideran. Si se aprueban las compensaciones raciales a los descendientes de esclavos, ¿por qué no aprobar también las compensaciones a todos aquellos descendientes de las víctimas del imperialismo norteamericano? Si se cede ante la presión de los demagogos negros, sería justo también que el gobierno norteamericano indemnice a los descendientes de las víctimas de Hiroshima y Dresde; sería justo compensar a México, Panamá, Granada, Nicaragua, Honduras, República Dominicana, Haití, Cuba, Irak, Afganistán, Vietnam, Camboya, y así, un larguísimo etcétera de países que han sufrido la agresión imperial norteamericana.
Supongo que algunos demagogos, verdaderamente comprometidos con la justicia social, estarán dispuestos a asumir esto. Pero, estimo mucho más probable que, ante esa posibilidad, los demagogos negros que exigen compensaciones raciales, pensarán más detenidamente el asunto. Tras hacer el cálculo, comprenderán que, al final, las compensaciones aplicadas a todas las víctimas de las agresiones norteamericanas, pueden traerles más costos que beneficios. Pues, en tanto contribuyentes fiscales, tendrán que financiar el pago a las víctimas del imperialismo, y todo lo que reciban originalmente producto de las compensaciones raciales, deberán devolverlo con creces para financiar el pago a las compensaciones por los crímenes del imperialismo.
Al final, si hicieran ese cálculo, los negros norteamericanos comprenderían que, si bien ellos son descendientes de gente maltratada en el pasado, actualmente tienen muchísimos más privilegios que la abrumadora mayoría de los habitantes de este planeta.

Comentarios

  1. Hay otro factor adicional.

    Si los blancos, como grupo, han de hacerse responsables de compensaciones monetarias por la esclavitud debido a sus ancestros blancos... igualmente como grupo habrían de ser beneficiarios de los logros de estos. Casi toda la ciencia y la tecnología ha sido desarrollada por blancos. Si la comunidad negra ha de compensar a la blanca por su uso, puede que al final las cuentas no les salgan tan bien como desearían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías tener razón, pero los negros podrían alegar que ellos no pudieron desarrollar ciencia y tecnología, precisamente porque los blancos los esclavizaron, y por ende, no se lo permitieron. Hay una diferencia entre compensar un daño, y compensar ciencia y tecnología que, por más beneficiosa que resulte, en realidad, nadie pidió.

      Eliminar
    2. No hay ningún problema en ese punto. A las compensaciones que pagaran a los blancos por su tecnología se puede restar las correspondientes a la tecnología desarrollada en África y de la que serían ahora beneficiarios si no se los hubieran llevado de allí.

      No creo que eso cambiase mucho el balance, sin embargo.

      Eliminar
    3. El problema es que nadie pidió que llevaran eso a África. Yo no puedo cobrarte por ofrecerte un servicio que no has solicitado

      Eliminar
    4. Ningún problema, servicio no solicitado no ha de ser retribuido. Pero claro, entonces debieran dejar de seguir utilizándolos y vivir según la tecnología africana: choza, taparrabos y curandero dando saltitos.

      Y si no, a pagar.

      Eliminar
    5. La tecnología europea que llevo el colonialismo a África no tenia patente, por ende, los africanos no deben nada

      Eliminar
    6. Entonces podemos alegar que si los esclavos eran esclavos y por definición no cobrán por su trabajo, por lo que, por ende, no se les debe nada.

      No podemos aplicar raseros a medida según el caso. Igual que si los blancos han de hacerse racialmente responsables de lo que hicieran otros blancos hace dos siglos, lo mismo ha de pedirse a los africanos. Del mismo modo, si vamos a pedir compensaciones económicas por los beneficios que recibieron los integrantes de una raza por el trabajo o los logros de otra independientemente de la legislación del momento, ha de hacerse tanto en un sentido como en otro.

      Eliminar
    7. A los descendiented de esclavos africanos si se les debe, porque se les robo su trabajo. En cambio, a los descendientes de científicos europeos no se les debe, porque en tanto sus innovaciones no estaban patentadas, no se les robo nada.

      Eliminar
    8. De acuerdo a la legislación del momento, no se les robó nada, ya que su trabajo (al igual que ellos) era propiedad de su dueño.

      Podemos considerar que es lícito desestimar la legislación del momento y redefinir la esclavitud como robo de trabajo. Pero entonces las demás partes tendrían igualmente venia para hacer lo mismo en lo que respecta a sus aportaciones o logros y decidir que estos no son gratis para el otro grupo racial. Vuelvo a repetir: no puedes aplicar dobles raseros. No puedes rehacer las leyes del momento y pedir compensaciones en función de nuevas reglas, pero hacerlo solo aquellas que interesan.

      Eliminar
  2. Creo que es un tema que no debiera tratarse sin mencionar el concepto de seguridad jurídica. Es lo que diferencia el robo de la casa del esclavismo. Posiblemente la seguridad jurídica sea un bien más alto que la reparación económica por un daño producido por una actuación legal. Por cruel que suene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una gran parte de los casos, los blancos no capturaron los esclavos sino que los compraron en el mercado de esclavistas africano (que ya existía previamente a las llegada de los europeos). Aunque comprar mercancía robada es un delito en si mismo, el delito más importante sigue siendo el robo.

      Por ello, la reclamaciones en ese sentido deberían realizarse a los descendientes de los esclavistas. Es decir, a los actuales pobladores de los países africanos.

      Eliminar
    2. Tienes razón en que los esclavistas reales eran los propios africanos, y que su falta es mas grave que la de los negreros europeos. Pero, no es posible decir que los actuales africanos son mayoritariamente descendientes de esos esclavistas

      Eliminar
    3. Igual que la mayor parte de los blancos tampoco son descendientes de esclavistas. Pero si los blancos han de hacerse responsable de las compensaciones por ese tema desciendan o no de esclavistas, es de recibo que en África hagan lo mismo.

      Eliminar
    4. Si, por eso no simpatizo con las compensaciones

      Eliminar
  3. En el debate entre Yann y Andrade habría que añadir las nociones económicas de externalidades negativas y positivas: la ciencia y la tecnología generan unas externalidades positivas que quien las disfrute debe pagarlas de alguna forma (igual que quien genera externalidades negativas debe compensar a los demás por eso mismo).

    De cualquier forma, hay otros temas más de fondo. Uno es el de los límites de la responsabilidad: ¿debe pagar alguien por las injusticias cometidas por sus ascendientes en el pasado? ¿Sigue vigente la costumbre de Jehová de castigar la maldad de los padres hasta la tercera y cuarta generación de los hijos (Éxodo 20, 5)? Y si es que sí, la cuestión práctica, ¿hasta dónde nos remontamos en la cadena de injusticias pasadas: en el siglo XIX, en el XV, en el V a. C., en el primer homínido que le arrebató a otro un fruto recolectado por ese otro, en Caín y Abel…? En el caso español: ¿deben compensar los italianos actuales a los españoles actuales por la invasión romana de la península ibérica hace dos mil años? ¿O debemos pagarles nosotros por las externalidades positivas de aquella invasión: acueductos, etc.)? En el caso de la discriminación histórica de las mujeres: ¿deben compensar económicamente los hombres actuales a las mujeres actuales por todos los siglos de opresión machista? Si un rico fue negligente y no se esforzó por educar a su hijo, y este hijo dilapidó la herencia de su padre en vez de invertirla sabiamente, ¿el hijo del hijo (el nieto del rico) puede pedir compensación a su abuelo y a su padre por ser él ahora pobre?

    Yo sí creo que hay deber moral de reparación MORAL con las víctimas del pasado (reconocimiento de esa injusticia), así como pienso que hay deber moral de resolver las injusticias presentes, pero no tanto en función de las responsabilidades del pasado sino de los derechos de las personas presentes. Por ejemplo, considero que debe haber igualdad de derechos entre los blancos y los negros de hoy día, independientemente de que esa desigualdad se deba a injusticias del pasado o del presente.

    ResponderEliminar
  4. 1. Hemos discutido sobre externalidades positivas muchas veces. Entiendo el argumento pero sigue sin convencerme. El chaval que limpia el vidrio de mi coche me da una externalidad positiva, pero no le debo nada, porque no se lo pedí.
    2. La responsabilidad penal no se hereda. Pero, una propiedad robaba (como el trabajo de un esclavo) debe ser devuelta a su propietario original, y si esta muerto, debe ir a los descendientes, quienes habrían recibido en herencia esa propiedad, si no hubiera sido arrebatada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artículo 11.2 de la declaración de derechos humanos. Nadie se considerará culpable por ningún delito a causa de algún acto u omisión que en el momento de cometerse no constituyera un delito, según el derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la que era aplicable en el momento de la comisión del delito.
      «Robar» no tiene el mismo sentido en «robar la casa» que en «robar el trabajo se un esclavo». Un sentido tiene plasmación positiva y el otro no. Si empezamos a saltarnos la irretroactividad del derecho vamos derechos al caos.

      Eliminar
    2. Jaunmari, presentas un buen argumento

      Eliminar
    3. Gracias, creo que en mi primer comentario no me expliqué bien.

      Eliminar
  5. @Andrés.
    "¿deben compensar los italianos actuales a los españoles actuales por la invasión romana de la península ibérica hace dos mil años?"
    No creo, porque lo mismo que con el caso de la esclavitud africana, no hay un registro de quién es descendiente de quién. Pero, en principio, si X roba a Y una propiedad, los descendientes de X que disfrutan esa propiedad, deben devolverla a los descendientes de Y.

    "¿O debemos pagarles nosotros por las externalidades positivas de aquella invasión: acueductos, etc.)?"
    Tampoco, porque de nuevo, no hay registro de quién es descendiente de quién. Pero, nuevamente, postulo que la externalidad positiva no me resulta buen argumento, porque nadie debe un servicio que no ha solicitado.

    "En el caso de la discriminación histórica de las mujeres: ¿deben compensar económicamente los hombres actuales a las mujeres actuales por todos los siglos de opresión machista?"
    Tampoco. El argumento no apela meramente a remediar opresiones pasadas, sino a restituir propiedades arrebatadas a los descendientes de quienes fueron víctimas del arrebato. La opresión machista no es exactamente arrebatar propiedades a las mujeres, pero esto podría abrirse a debate. En todo caso, los hombres actuales son descendientes tanto de los arrebatadores como de las arrebatadas, lo mismo que las mujeres, de forma tal que acá no aplica la compensación.

    "Si un rico fue negligente y no se esforzó por educar a su hijo, y este hijo dilapidó la herencia de su padre en vez de invertirla sabiamente, ¿el hijo del hijo (el nieto del rico) puede pedir compensación a su abuelo y a su padre por ser él ahora pobre?"
    La negligencia en la crianza no es exactamente lo mismo que el arrebato de una propiedad. Pero, hace algún tiempo, discutimos sobre Rawls y su propuesta de corregir injusticias. Y, bajo el esquema de Rawls, yo sí creo que él justificaría que el abuelo compense al nieto por la injusticia original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero entonces, Gabriel, lo que no entiendo es por qué algunas injusticias deberían repararse (las derivadas del robo y la propiedad) y otras no (todas las demás). También sigo sin saber hasta cuándo se remonta la cadena de injusticias ni por qué la culpa de los padres debe recaer sobre los hijos (obligando a estos a compensar algo que ellos mismos no hicieron).

      En cuanto a las externalidades positivas o negativas, la cuestión es que no es posible sustraerse a ellas y, además, quien se beneficia desea ese beneficio. Pensemos en la educación o en la policía. Que haya un sistema educativo universal y que la policía proteja a todos por igual genera unas externalidades positivas de las que todos nos beneficiamos irremediablemente y, además, nadie querría no beneficiarse de ello. Nadie preferiría que sus vecinos fueran analfabetos e incultos o que no hubiera policía protegiéndole. En el caso de las externalidades es lo mismo pero a la inversa: nadie puede sustraerse a ellas pero todos quisiéramos evitarlas si se pudiera (nadie quiere que haya contaminación, por ejemplo). El caso del que limpia el parabrisas no es un buen ejemplo de externalidad positiva porque no es inevitable y no todo el mundo lo desea.

      Eliminar
    2. @Andrés
      "Pero entonces, Gabriel, lo que no entiendo es por qué algunas injusticias deberían repararse (las derivadas del robo y la propiedad) y otras no (todas las demás)"
      Porque la responsabilidad penal no se hereda. Pero, el usufructo de propiedades robadas sí se hereda, y sí puede ser restituida. Si mi padre mató a X, yo no debo ir a la cárcel. Pero, si padre robó propiedad a X y yo la heredé, es justo que yo se la devuelva a X, y si X ya no vive, es justo que se la devuelva al descendiente de X.

      "También sigo sin saber hasta cuándo se remonta la cadena de injusticias ni por qué la culpa de los padres debe recaer sobre los hijos (obligando a estos a compensar algo que ellos mismos no hicieron)".
      La cadena debe extenderse hasta donde sea posible especificar quién es descendiente de ladrón, y quién es descendiente de víctima de robo. He admitido que eso no incluye el caso de la esclavitud. Pero, si fuera posible saber nítidamente quién es descendiente de esclavista, y quién es descendiente de esclavo, creo que sí lo deberíamos considerar. La culpa de los padres no recae sobre los hijos en asuntos penales. Pero, en asuntos civiles, si los hijos usufructan una propiedad robada por los padres, sí hay obligación a devolverla.

      Podría aceptar la externalidad positiva en el caso de las escuelas y las policías. Pero, en el caso del imperialismo europeo en África, creo que es mucho más difícil de justificar. Yo soy el primero en admitir las ventajas del colonialismo europeo, y creo que en el Tercer Mundo debemos agradecer mucho a Europa. Pero, estrictamente hablando, no creo que debamos nada en compensación a las potencias coloniales, porque era claro que, aun recibiendo beneficios, los pueblos colonizados no querían la presencia europea, y eso motivó los movimientos nacionalistas de independencia.

      Eliminar
  6. Entonces es justo que si el estado de Israel le robo territorio a los palestinos, estos deberían devolver todo el territorio robado. Al igual que todos los países que han invadido y robado territorios los devuelvan a los dueños originales

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…