Ir al contenido principal

La foto de Lee Harvey Oswald


por David Osorio (@Daosorios)

La muerte de John F. Kennedy es uno de los temas fetiches de la conspiranoia y alrededor suyo existen muchísimas teorías de la conspiración.

Una de estas consiste en buscar anomalías en la fotografía de Lee Harvey Oswald sosteniendo el rifle MannLicher–Carcano con el que mató a JFK —fotografía que habría sido tomada por la esposa de Oswald, Marina— y afirmar que es falsa.



Dos de las principales supuestas 'anomalías' con las que afirman que la foto es falsa es que Oswald está de pie en un ángulo extraño, y que las sombras son inconsistentes.

Afortunadamente, la ciencia está acá para echarnos una mano. Investigadores de la universidad de Dartmouth hicieron un análisis computarizado de la foto y crearon una reconstrucción 3D de la imagen.



Recrearon el esqueleto de Oswald, su piel, el peso distribuido por todo el cuerpo, duplicado exactamente su postura, y luego calcularon su centro de gravedad. Llegaron a la conclusión de que su centro de gravedad se encuentra bien dentro de su base de apoyo, por lo que su postura era estable. De hecho, luego repitieron el análisis con 1'000.000 de perturbaciones (ajustando el peso y la postura un poco para dar cuenta de cualquier error en su reconstrucción) y el 99,99% de las reconstrucciones son estables.

También reconstruyeron la iluminación y el ángulo de la cámara, y al reproducir las sombras demostraron que son consistentes.

Otra en la que los conspiranóícos están demostrablemente equivocados. Para los interesados en el asesinato de JFK y las teorías conspiranóicas que se tejen a su alrededor, no puedo recomendar suficientemente el artículo de Naukas al respecto.

(originalmente en De Avanzada | vía Neurologica | imagen: JFK Shot)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…