Ir al contenido principal

Estudio pagado por antivacunas no encontró relación entre autismo y vacunas



por David Osorio (@Daosorios)

La mejor evidencia disponible deja claro que las vacunas no causan autismo, pero como los antivacunas son alérgicos a la realidad, tenían que ir y pagar un estudio que repitiera lo que ya sabemos — y, por obvias razones, no están felices con los resultados.

El grupo antivacunas, SafeMinds, ayudó a financiar un estudio de seis años que buscaba indagar en los efectos que las vacunas tienen en el desarrollo neurológico y el comportamiento social de macacos rhesus bebés.

El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, involucró a 79 monos bebés divididos en seis grupos. A dos grupos les dieron vacunas con timerosal (que los magufos afirman que causa autismo), a otros dos les dieron la vacuna triple vírica (que también ha sido acusada falsamente de causar autismo) y a los últimos dos grupos les inyectaron una solución salina como control.

Luego los científicos estudiaron el comportamiento de los macacos mientras interactuaban en situaciones sociales, para ver si hallaban comportamientos similares al autismo, pero no encontraron nada. Le hicieron eutanasia a los monos, y las autopsias de los cerebros de los animales tampoco encontraron diferencias entre los grupos — se ha encontrado que las personas con autismo tienen células del hipocampo más pequeñas y un menor número de células en la amígdala, por lo que si el timerosal o la triple vírica causaran autismo, habría habido diferencias entre los cerebros de los monos.

Lo mejor de todo es que los científicos fueron honestos y no dejaron que la financiación tiñera los resultados. Esta joya entre las conclusiones del estudio es digna de enmarcar: "Nuestros datos no apoyan que las vacunas que contienen timerosal jueguen un papel en la neuropatología de trastorno del espectro autista".

Por supuesto, SafeMinds no quedó feliz con los resultados y publicaron una declaración defendiendo sus prejuicios frente a la ciencia bien hecha. Ojalá dejen de matar animales buscando confirmar sus prejuicios infundados. (Por cierto, ¿por qué no hemos oído de los animalistas en este caso?)

Por más que los magufos lloren, lo cierto es que las vacunas funcionan y son seguras.

(original en De Avanzada | vía Juan Fernández y Andrés Cuervo | imagen: Wikipedia)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…