Ir al contenido principal

¡Etiqueten los organismos seleccionados artificialmente!



por David Osorio (@Daosorios)

La Casa Blanca tiene una página de peticiones para que los ciudadanos le propongan cosas al Gobierno —ya habímos visto esto cuando el gobierno de EEUU se negó a construir la Estrella de la Muerte, después de que esa petición consiguió un numero considerable de firmas—.

Ahora, ha llegado una petición que exige que etiqueten todos los organismos seleccionados artificialmente:

Tenemos derecho a saber cómo se producen los alimentos que comemos y con los que alimentamos a nuestras familias, pero según la normativa vigente de la FDA, no tenemos esa capacidad cuando se trata de organismos seleccionados artificialmente (ASO).

La composición genética de las plantas o animales ASO ha sido alterada para exhibir rasgos que no son naturalmente suyos. La selección artificial (o cría selectiva) implica la selección de rasgos que son beneficiosos para el ser humano, no lo que ayuda al organismo a sobrevivir en la naturaleza. Sin la selección artificial, los rasgos de supervivencia serían seleccionados de forma natural ¡y ni siquiera necesitaríamos usar pesticidas! En otras palabras, estos son organismos creados por la transferencia y la introducción de material genético que no podría ocurrir mediante la selección natural.

El 80% de los estadounidenses apoya las etiquetas obligatorias en los alimentos que contienen ADN.

Quien creó la petición es un troll master genio, pues esta es la reducción al absurdo del argumento antitransgénico que asume que insertar un gen de un organismo en otro organismo diferente es algo malo, o 'antinatural' (lo que quiera que eso sea).

Por ejemplo, las zanahorias no eran originalmente naranjas, sino que esto se debió a un capricho patriotero neerlandés. Eso fue selección artificial.

También gracias a la selección artificial es que hoy contamos con maíz (en vez de teosinte), bananos sin semillas y fresas dulces.

Si vamos a etiquetar los alimentos producto de la modificación genética, prácticamente todos los alimentos tendrían que ser etiquetados. No hay una razón válida para etiquetar los transgénicos, pero si lo van a hacer, el argumento se extiende a los demás alimentos — y, de hecho, etiquetarlos sería perjudicial para el medio ambiente y las personas.

Creer que los transgénicos son distintos a los alimentos seleccionados artificialmente es un problema de referente y su absurdo queda puesto de manifiesto en la petición.

A mis (tres) lectores en EEUU los invito a firmar.

(originalmente en De Avanzada | vía NeuroLogica)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…