9 de abril de 2015

Psicología, pseudociencia y psiconegocio



por David Osorio (@Daosorios)

Psychology Gone Wrong es un libro de los psicólogos y escépticos Tomasz Witkowski y Maciej Zatonski donde denuncian la pseudociencia que rodea la disciplina.

La reseña de Harriet Hall ofrece un buen repaso:

Psicoanálisis

El psicoanálisis es un castillo construido sobre arena. La investigación ha demostrado que Freud falsificó o fabricó los detalles de cada caso que usó para construir su teoría. Su enfoque no era científico. Nunca puso a prueba sus ideas con experimentos que podrían haber falsado sus creencias, e ignoró los hechos que contradecían sus creencias. Muchas de sus supuestas ideas originales vinieron de otros autores. ¿Cómo "descubrió" el complejo de Edipo, cuando ninguno de sus pacientes nunca sugirió que tenían tal problema? La respuesta está en una carta que escribió a un amigo diciendo: "Encontré en mí un amor constante a mi madre, y celos de mi padre. Ahora considero que este es un evento universal en la primera infancia". ¡Hablemos de proyectarse y sesgo de confirmación!

Cuando se ha puesto a prueba, el psicoanálisis ha demostrado ser menos eficaz que el placebo. Sus teorías han sido refutadas, y ningún científico o practicante razonable lo toma en serio hoy. Sin embargo, persiste en la opinión popular como uno de los cánones principales de la práctica de psicológica.

Experiencias de la infancia

Witkowsi y Zatonski proporcionan amplia evidencia para desacreditar estos mitos sobre las experiencias de la infancia:

1. La personalidad está formada por las experiencias de la primera infancia.

2. Los trastornos mentales son causados por las experiencias de la infancia.

3. La psicoterapia efectiva depende de la reconstrucción de las las experiencias de la infancia.

Profundizar en los recuerdos de infancia a menudo causa problemas graves, y ha dado lugar a terribles abusos tales como el movimiento de la memoria recuperada. La idea de los recuerdos reprimidos y recuperados es una invención creativa de los terapeutas. Los pacientes son fácilmente engañados, ya que proporciona un conveniente chivo expiatorio para explicar sus problemas y les libera de la responsabilidad por su incapacidad para lidiar con sus vidas. Los psicólogos académicos llevan gran parte de la culpa por no someter las tendencias populares a la verificación empírica y por no hablar y denunciar las falsas teorías.

Abuso sexual infantil

La consecuencia típica del abuso sexual infantil no es la psicopatología, sino la resiliencia. Los estudios no han encontrado ninguna correlación con trastornos mentales adultos, incluso cuando el abuso es frecuente o extremo. Menos del 10% de las víctimas no sufrió el abuso como algo tan traumático o chocante en el momento en que ocurrió. El abuso sexual infantil es lo suficientemente abominable en sí mismo sin embadurnarlo con afirmaciones falsas de que causa enfermedades mentales en los adultos. Y aquellos que señalan los resultados de la investigación (como Bruce Rind) no deberían ser acusados de abogar por el crimen.

Psicoterapia

En general, las intervenciones psicoterapéuticas han sido extraordinariamente ineficaces. Sólo una de las muchas variedades de psicoterapia es apoyada por evidencia aceptable: la terapia cognitivo-conductual. No existe una correlación entre la formación o la experiencia de un terapeuta y los resultados del paciente. Los principiantes obtienen resultados iguales. Los beneficios de la psicoterapia pueden no ser mejores que los beneficios de hablar con un amigo; en cierto sentido, se le paga a los psicoterapeutas para que actúen como amigos, lo que podría considerarse una especie de prostitución.

Los daños de la terapia

La terapia puede hacer daño real y puede llevar al suicidio. Anima a la dependencia, el falso optimismo y la responsabilidad externalizada. Ningún estudio de alcohólicos anónimos ha mostrado jamás que sea superior a ningún otro enfoque para el tratamiento de abuso de alcohol, y de hecho los pacientes no tratados tienen resultados similares o mejores. La mala conducta sexual por parte de terapeutas se ha vuelto tan común que las compañías de seguros se han negado a asegurarlos.

¿Cuáles son las alternativas?

¿Podemos sustituir la psicoterapia con otra cosa? ¿Puede un nuevo paradigma "salutogénico" reemplazar el paradigma patógeno, centrándose en la resistencia humana y las habilidades para hacer frente? La salud mental se caracteriza por el compromiso (un sentido de propósito), por la creencia de que se tiene algún control sobre su vida, y por la comprensión de que el cambio, y no la estabilidad, es un elemento natural de la realidad. La fortaleza es en gran parte genética, pero puede ser desarrollada mediante la exposición al estrés.

Psiconegocio


La psicoterapia es más negocio que medicina. Abundan los tratamientos falsos. Los autores dedican dos capítulos enteros a la programación neurolingüística (PNL), mostrando cómo se desarrolló y floreció sin ninguna base en la realidad, cómo la literatura científica sirvió como decoración de teatro para una farsa pseudocientífica, cómo se infiltró en el mundo académico, y cómo la comunidad científica fracasó irresponsablemente y no denunció.

En otro capítulo, uno de los autores describe cómo perpetró un engaño Sokal psicológico. Él consiguió que le publicaran un artículo falso sobre una nueva terapia que inventó basado en el concepto pseudocientífico de los "campos morfogenéticos" de Rupert Sheldrake. Él inventó y plagió escandalosamente, y ofreció pistas claras sobre lo que estaba haciendo, pero los editores no se dieron cuenta. Tenían algunas preguntas, pero el inventó respuestas sin sentido y ellos creyeron sus explicaciones. Él acusa a los editores de fracasar en su responsabilidad de proteger a los lectores de información falsa y recomendaciones dañinas. Él condujo una prueba haciendo que 172 personas leyeran el artículo: el 77% dijo que recomendaría el artículo a los amigos, y el 61% recomendaría la terapia inventada a una persona que lucha con problemas psicológicos. Da miedo pensar en la facilidad con que podría haber comercializado su nueva terapia y hacerse rico a costa de los pacientes. De hecho, después de que reveló que se trataba de un engaño, recibió una carta de un hombre que insistía que no era un engaño; dijo que había estado pensando en el mismo sentido y había llegado a las mismas conclusiones.

(imagen: Pexels)

1 comentario:

  1. Muy interesante, cosas así son las que se deben difundir, muchísimas personas aun hoy día confían en el psicoanálisis como si de ciencia cierta se tratara, cuando hace ya bastante tiempo que se sabe no tiene un efecto significativo en los afectados.
    Por cierto estos no son los únicos psicólogos que se han dado cuenta de todo el engaño y que han tenido la responsabilidad moral de denunciar. http://www.papelenblanco.com/ensayo/falacias-de-la-psicologia-de-rolf-degen-la-psicologia-es-una-gran-mentira

    ResponderEliminar