Ir al contenido principal

Características populares de las religiones.

 


El diario norteamericano The Huffington Post viendo los constantes ataques que reciben las instituciones religiosas y las creencias en general [así presentan el artículo] se encargó de realizar una encuesta muy particular entre sus lectores dando a conocer los resultados el sábado diecisiete de noviembre [de dos mil doce]. 

Las entrevistas cuestionaban lo siguiente: ¿qué elementos te gustan más -la encuesta fue destinada a quienes se declaran religiosos- de tu religión o creencia? Con las respuestas presentaron una lista de cincuenta diversas maneras en que las personas han experimentado de manera positiva su espiritualidad.

Mucho se puede decir acerca de quienes se declaran religiosos o espirituales pero en algunos de los casos -y uno de los motivos por los cuales sigue la creencia en un Algo más todavía vigente- es que ésta [la creencia] ofrece una manera o forma de ver la vida de manera diferente. 

Los resultados se enlistaron en cincuenta puntos principales: 
  1. La gracia.
  2. Comunidad de fe.
  3. Se me predica a mí.
  4. Tranquilidad de saber que dios se ocupa de todo.
  5. La religión hace énfasis en la justicia social.
  6. Se recuerda constantemente el amor de dios.
  7. El amor es lo más importante de la vida.
  8. Jesús.
  9. Las Bienaventuranzas.
  10. Libertad a la pregunta.
  11. Confianza.
  12. Hay apertura de ideas.
  13. Música.
  14. La belleza de la liturgia. 
  15. La transparencia. 
  16. El silencio.
  17. El misterio.
  18. La igualdad de género.
  19. La eternidad [en el cielo].
  20. La comunión de los santos.
  21. La cruz.
  22. Dogmas.
  23. La misa.
  24. La esperanza.
  25. La unidad de dios.
  26. El perdón [el sacramento de la reconciliación]. 
  27. El fomento a no odiar a nadie.
  28. La compasión.
  29. La inclusión de las personas.
  30. El Espíritu Santo.
  31. Alegría.
  32. Unidad.
  33. El valor a los otros. 
  34. Servicio a lo demás.
  35. Que alienta al debate.
  36. La relación con dios.
  37. Poder cambiar corazones.
  38. Transforma vidas.
  39. La creatividad del espíritu.
  40. Ayuda a no sentir culpas.
  41. Bellas oraciones.
  42. Sencillez. 
  43. Tranquilidad.
  44. La eucaristía. 
  45. El conocimiento. 
  46. Sentirse no obligado.
  47. Apoyo al necesitado.
  48. Vino gratis.
  49. Tradición.
  50. Esperanza.
  51.  
Rescato varias cosas de éste listado de cincuenta elementos. A primera impresión es de resaltar el hecho de que en un mayor porcentaje fueron los creyentes católicos quienes respondieron a la encuesta del diario norteamericano aunque no por ello otras denominaciones dejan de estar sutilmente presentes. 

Algo es triste y más si seguimos el promedio de que la mayoría de los estadounidenses [quienes respondieron a la entrevista] son cristianos o creen en Jesús de Nazareth. El punto cincuenta de la lista menciona a la esperanza como lo último más amado por ellos algo que en teoría es uno de los pilares de fe de dichas denominaciones. 

Y es que se supone que a un crisitiano lo que le sobra es, precisamente, la esperanza. Esperanza en una vida después de la muerte, esperanza en sentirse salvado por su señor, esperanza en la providencia de dios... ¡en fin! el último adjetivo tendría, por lógica, que resaltar mínimo en el top diez

El elemento treinta y tres y treinta y cuatro se refieren al prójimo: valor a los otros y servicio a los demás respectivamente; por contraparte el cuarenta y siete menciona como algo de lo más amado el apoyo al necesitado. Curioso que los cristianos, que predican amor al prójimo, catalogan entre lo último de lo más valorado de su religión precisamente a su hermano

Hay otras cosas que podrían perfectamente entrar en tema de debate pero que es significativo marcar y más por el hecho de que ésto refleja en parte el sentir de quienes pertenecen a una institución religiosa. 

Mucho se dice que las religiones oprimen o forzan a las personas a creer ciertos elementos sin permitir una lluvia de ideas pero del punto diez al doce [entre lo más destacado, por ende] se enfocan precisamente en lo contrario; se alude a la libertad de pensamiento, a la apertura de ideas [nuevas] y a la confianza para generarlas. 

Como menciono más arriba, ésto bien puede servir de punto de referencia o termómetro hacia la percepción que tiene el creyente promedio de sí mismo, de sus compañeros de fe y de cómo se sienten en el mundo. En dicha autopercepción resalta más el pensamiento ególatra versus el prójimo y el como el mundo de hoy afecta a la esperanza, pilar de la fe cristiana.

Pareciera ser que el siglo veintiuno ha hecho que las principales características o elementos definitorios de las religiones varién un poco y que éstos lentamente se separen del original ayudar al otro a que sea el creyente quien busque primariamente sentirse bien consigo mismo antes que ser dadivoso

 


Imagen de cabecera obtenida en Flickr
Visto en el Huffington Post

Publicado originalmente en el bLog de miguE 
elementos amados de la religión, qué te gusta de la religión, por qué la religión es buena, cosas porque combiene ser creyente

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…