Ir al contenido principal

Las creencias de un ateo.


Sé que el título es polémico y, de hecho, divide opiniones pero antes de juzgarlo o sacar concluciones apresuradas me gustaría explicar un poquito el transfondo de todo ésto. 

¿Los ateos creen en la no existencia de dios? O, siendo más específicos, ¿los ateos creen en algo?

Dependerá mucho del ateo o tipo de ateo en cuestión. Algunos niegan la existencia de un dios sin una base [muchas veces influenciados por una amarga experiencia religiosa], otros rechazan la posibilidad de que un ser divino exista como resultado de un razonamiento exponiendo, con ésto, sus motivos para no creer en dios

En éste último caso, la formulación correcta podría ser: negación de una deidad puesto que creer, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es definido como tener por cierto algo que no está comprobado o demostrado y, de acuerdo al pensamiento de este grupo de ateos, ellos tienen comprobado la inexistencia de un ser divino.

Dentro del estudio de las religiones -y creencias religiosas- mucho se dividen las opiniones. Algunos expertos afirman o ven al ateísmo como una religión moderna [o intento de] que, aunque cumpla o no con los estándares de una organización religiosa, sí tiene dentro de sus pilares la no creencia en dios.

Otros, sin embargo, negaremos ésto aunque con sus excepciones. El llamado Movimiento Ateo tiene consigo muchas acepciones ya que así como existen personas que se dicen católicas y no creen ni jota en los dogmas de dicha institución existen personas que usan el término ateo sin una sustento ni causal específica; algo así como por moda.

Bien sea de una u otra forma, deseo compartirles el pensamiento de Madalyn Murray O´Hair considerada en 1964 por la Revista Life como la mujer más odiada de norteamerica. ¿Por qué? porque fue una militante ateísta que luchó por la separación Estado - Iglesia

Nació el trece de abril de mil novecientos diecinueve siendo asesinada setenta y seis años después un veintinueve de septiembre [de 1995]. Fundó en 1963 la American Atheists [Ateos de América] luego de que le ganara una demanda al Sistema Público de Educación de la ciudad de Baltimore en donde ella se manifestaba en contra de la lectura en escuelas públicas de la Biblia.

Dentro del proceso legal alegó que cuando su hijo se negó a realizar lecturas bíblicas en el salón de clases éste fue víctima de burlas y agresiones físicas de parte de sus compañeros las cuales habían sido deliberadamente ignoradas por el centro de estudios. El fallo [conocido como Murray vs Curlett] fue de ocho votos a favor y uno en contra.

La histórica victoria abrió las puertas para que el sistema de educación norteamericana vetara bajo la etiqueta de inconstitucional la obligación de recitar oraciones o realizar lecturas bíblicas dentro de las aulas públicas del país.

En el juicio, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos le pidió a Murray O´Hair que redactara una breve declaración de lo que significa ser ateo

A continuación sus palabras: 

El ateo se ama a sí mismo y a su prójimo en vez de a un dios.

El ateo sabe que el paraíso es algo por lo cual deberíamos trabajar ahora [aquí en la tierra] para que todos los hombres juntos lo disfruten.

El ateo sabe que no se puede obtener ayuda a través de la oración, sino que debe encontrar en sí mismo la convicción y la fuerza interna para encontrarse con la vida, aferrarla, someterla y disfrutarla.

El ateo sabe que solo en el conocimiento de sí mismo y de su prójimo puede encontrar el entendimiento que lo ayudará a vivir una vida plena de logros. Por lo tanto, busca conocerse a sí mismo y a su prójimo más que conocer a un dios.

El ateo sabe que debería construirse un hospital en vez de una iglesia.

El ateo sabe que se debe realizar una acción en vez de rezar una plegaria.

El ateo lucha por involucrarse en la vida, no escaparse hacia la muerte.

El ateo quiere que la enfermedad sea sometida, la pobreza derrotada, y la guerra eliminada. 

El ateo quiere que el hombre entienda y ame al hombre.

El ateo quiere una forma ética de vida y sabe que no podemos poner nuestra confianza en un dios, ni enfocar acciones con una plegaria, ni tener esperanza de que los problemas se terminen en el más allá.

El ateo sabe que somos los cuidadores de nuestros hermanos y de nuestras propias vidas; que somos personas responsables, que el trabajo se hace aquí y que el momento es ahora.

Como todo, lamentablemente ni todos los ateos saben o aceptan éste tipo de filosofar ni todos los religiosos siguen las propias. Las creencias, convicciones o ideologías tristemente varían de persona a persona incluso cuando ambas se declaran seguidoras de un mismo pensamiento.




Imagen | Flickr
Extraído | Sentipensante

Artículo originalmente publicado por Miguel Ángel G. Calderón en el bLog de miguE.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, quería aprovechar para realizar un comentario sobre el aporte. En el texto se dice: "negación de una deidad puesto que creer, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es definido como tener por cierto algo que no está comprobado o demostrado y, de acuerdo al pensamiento de este grupo de ateos, ellos tienen comprobado la inexistencia de un ser divino".

    No estoy de acuerdo con esta frase. Los ateos no tenemos comprobado eso, los ateos no aceptamos la afirmación de que dios existe. Quien hace la afirmación tiene la carga de prueba. Si digo: "los alienígenenas hembra son menos sensibles y emocionales que los alienígenas macho", no puedo negar que no sea cierto. Pero no puedo incorporarlo a mis conocimientos hasta que no lo demuestren. Esta es la base del escepticismo.


    Gracias por el aporte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se habla de Dios por que existengo los milagros quirnos los crea ..Por que los ateos se vuelven cristianls y sus vidas cambia???

      Eliminar
  3. Hay un problema con la palabra "creer", que se usa en dos sentidos radicalmente distintos. En un sentido, decimos "creer" para dar a entender que NO estamos seguros de algo ("¿sabes que Juan está en casa, o sólo lo crees?"). En otro sentido, decimos "creer" para dar a entender precisamente lo contrario, que SÍ estamos seguros (en este sentido Platón dio la famosa definición de "saber" como "creencia verdadera y justificada", y es en este sentido en el cual los defensores de la religión suelen calificar la fe: creencias serían aquellas ideas que no puedes demostrar racionalmente, pero sí estás seguro de que son verdad; suele ser este significado el que se usa cuando hablamos de "creer en", en tu madre, en dios, etc.).
    Esta ambigüedad es una trampa en las discusiones, pues los críticos del ateísmo (y en realidad, muchos ateos que no se lo piensan lo necesario) argumentan en vaivén según el sentido que les interese en cada caso. En mi opinión, el debate más interesante es según el PRIMER sentido: ¿cómo de SEGUROS podemos estar de que dios existe, o de que no existe? Mi respuesta es que podemos estar BASTANTE seguros (aunque por supuesto, no totalmente) de que dios es una invención, y por lo tanto, es BASTANTE probable que sea tan falsa como todas las demás invenciones mitológicas. O dicho de otra manera, no se trata de creer (en el sentido de "estar seguro, pero sin pruebas de") si dios existe o si dios no existe, sino que se trata de CÓMO DE RAZONABLEMENTE SEGUROS podemos estar de ello.
    El ateo no será, por lo tanto, el que "cree" (en el sentido de que "está seguro de, pero sin pruebas racionales") que dios no existe, sino el que lo ve tan improbable que SOSPECHA que dios no existe.
    http://abordodelottoneurath.blogspot.com.es/2012/08/la-diferencia-entre-el-ateismo-y-el.html

    ResponderEliminar

  4. Yo no sé porqué con la existencia de dios no nos comportamos igual que con la existencia de los unicornios, los cerdos voladores o Palas Atenea, por poner varios ejemplos de seres inexistentes. No se nos ocurre decir yo veo improbable que existan los unicornios, o sospecho que no existen los cerdos voladores, o estoy bastante segura de que Palas Atenea no es más que una invención. No, lo afirmamos rotundamente: no existen. Y es que cuando no tenemos ninguna evidencia, ya sea aportada por nuestros sentidos o por todos los instrumentos que la tecnología nos puede proporcionar, así como por las teorías avaladas por el método científico que tan buenos resultados nos da a la hora de conocer la realidad, de que algo existe, es porque no existe, fuera de toda duda. Y lo mismo que vale para los cerdos voladores vale para dios.

    ResponderEliminar
  5. Alicia, creer que los cerdos vuelan, en general y salvo que tenga una connotación religiosa, no es importante para el ser humano. De hecho no suscita debate.
    Por el contrario discutir sobre la existencia/inexistencia de dios o cualquier otra/s divinidad/es o deidad/es siempre lo ha generado con opiniones que abarcan todas las posibilidades imaginables. Y en dicho debate incluso a veces las personas llegan a las manos. Si será importante...

    Javier Bonilla.

    PD: Disculpas por usar el coche de mi hija pero es que no encuentro el mío.
    Un afectuoso saludo a mi pariente: Vengo redirigido de tu blog en el que de momento no me he atrevido a escribir mi opinión. Y es que leyendo tu curriculum me da corte ;-). Espero hacerlo pronto (no soy muy de fiar en este aspecto, ojo!!!)

    ResponderEliminar
  6. Coincido con Jesús Zamora. No hay dos ateos iguales, como no hay dos católicos iguales, dos judíos iguales, etc. Por ejemplo, no todo ateo creería que "debería construirse un hospital en vez de una iglesia". Ayn Rand frunciría el ceño...

    No existe el agnóstico perfecto. Nadie permanece en "suspensión de creencia hasta nuevas evidencias". En la vida real, la gran mayoría de agnósticos se inclinarán a sospechar que no hay nada más allá, nada sobrenatural. Es decir, en la práctica son ateos. Yo, por mi parte, sospecho que sí hay algo más allá. Sólo sospecha, sólo intuición, no evidencias Soy agnóstico, pero he querido dar el salto de la fe, el salto de la esperanza. Fideísmo teísta -creo que así lo llaman.

    ResponderEliminar
  7. Abajo el artículo de un filósofo analítico ateo con cáncer terminal de pulmón. Al parecer, su único consuelo es la huellas que va a dejar en la vida (algunos recuerdos, algunos libros, etc). Como no es muy famoso, dudo mucho que en 30 ó 40 años alguien pueda decir "Mira, esta huella es de David". ---¿Habrá pensado en eso?

    https://philosophynow.org/issues/105/Atheist_In_A_Foxhole

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Morirse no tiene NINGÚN consuelo. Cualquier pensamiento al que podamos agarrarnos para sentirnos un poco reconfortados en esa tesitura es útil en tanto consuelo. El grado de estupidez de ese pensamiento es lo de menos.

      Eliminar
    2. Epitafio para ateo

      https://es.pinterest.com/pin/503347695823414040/

      Eliminar
  8. Error ¿Los ateos creen en la no existencia de dios? no se cree en la no existencia de algo; aberración gramatical, para el ateo simplemente dios no existe

    ResponderEliminar
  9. Todos son gays los que leen este comentario haha :V

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…