Ir al contenido principal

Joyoso argumento que demuestra la inexistencia de Dios a partir de la demostración de su existencia

En estos tiempos de revelaciones divinas y teofanías, nada más pertinente que presentar un peculiar argumento que demuestra la inexistencia de Dios a partir de la demostración de su existencia-

But it's a joke, of course!

Veamos el argumento.


Kurt Gödel demostró la existencia de Dios (1).

Luego la existencia de Dios es una verdad demostrable.

Pero Kurt Gödel demostró también la existencia de verdades no demostrables (2).

Es así que las verdades demostrables son inferiores a las verdades no demostrables.

Luego la existencia de Dios es una verdad inferior a las verdades no demostrables.

Por tanto, la existencia de Dios no es la verdad suprema.

Ahora bien, una verdad suprema se dice de un ente supremo.

Pero la existencia de Dios no es una verdad suprema.
 
Por lo tanto, Dios no es el ente supremo.
 
Ahora bien, llamamos 'Dios' al ente supremo.
 
Por lo tanto, Dios no es Dios.
 
Y en consecuencia, Dios no existe.


El argumento es formalmente correcto, pero su contenido sólo es verdadero si se aceptan como válidas algunas premisas que no son en absoluto autoevidentes.

Y hasta aquí puedo leer.

Felices fiestas.

(1) En realidad, Kurt Gödel demostró, o creyó demostrar, que la afirmación de la existencia de una entidad con los atributos tradicionales de la divinidad (omnipotencia, omnisapiencia, omnibenevolencia y demás) era una afirmación consistente; es decir, que de ella no podía derivarse lógicamente ninguna contradicción. Pero a efectos de nuestro joyoso argumento podemos equiparar esta afirmación -la de la posibilidad lógica de la existencia de Dios- con la afirmación de la existencia de Dios.

(2) Se refiere al Segundo Teorema de Gódel, que afirma que determinados tipos de sistemas formales axiomáticos contienen verdades expresables en el lenguaje de dichos sistemas pero indemostrables dentro de él.

Comentarios

  1. http://philosophica20.blogspot.com.ar/2015/01/una-aclaracion-sobre-el-problema-del-mal.html

    Aquí introduzco un argumento del mal QUE NO PRESUPONE VALORES MORALES OBJETIVOS. Tiene una estructura similar, ya que también reduce a Dios al absurdo.
    Creo que es un buen argumento.
    Si quieren pueden mirarlo; me harían un gran favor.
    Además, si quieren pueden comentar las dudas y/o inquietudes y yo responderé a la brevedad. Desde ya muchas gracias,
    M. J. Glaeser.

    ResponderEliminar
  2. Siguiendo el espíritu de la broma, debo objetar que las premisas 1 y 3 impliquen que "las verdades demostrables son inferiores a las verdades no demostrables". No son "inferiores" sino simplemente "menos numerosas". Luego el argumento se cae, incluso aceptando las premisas.

    A ver que opinan de este otro argumento:

    1. Dios es perfecto.
    2. Luego, está en un estado de perfección.
    3. Si Dios actúa, cambia de estado (necesariamente)
    4. Todo estado que no es perfecto es imperfecto.
    5. Luego, si Dios actúa deja de ser prefecto.
    6. Si no puede actuar es impotente.
    7. Luego, no puede existir un Dios perfecto y omnipotente.

    Salutti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad la afirmación "es así que las verdades demostrables son inferiores a las verdades no demostrables" la he catalogado como premisa, no como un teorema derivado de premisas anteriores. Que la premisa sea o no evidente o verosímil ya es otra cuestión. Por supuesto, el argumento contiene unas cuantas trampas: ¿existe algo así como una "verdad suprema"? Y de existir tal cosa, ¿su contenido tendría que hacer referencia a un "ente" supremo?
      Saludos.

      Eliminar
  3. como una verdad no demostrable ,puede ser verdad?

    ResponderEliminar
  4. Gustavo: opinando sobre tu argumento te dire; Dios" actua dentro de su perfeccion" y no puede salir de ese estado de perfeccion ,porque seria imperfecto y entonces no seria Dios. Dios actuara siempre,y siempre que "cambia de estado" lo hace dentro de la perfeccion.porque la perfeccion es intrinsica en el.,eso es mi respuesta a tu argumento,Pero la verdad es que el no cambia ,no hay en el ni siquiera sombra de variacion.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…