Ir al contenido principal

Reseña de: "La cultura humana"

Interesante obra del filósofo Jesús Mosterín con la que se cierra el periplo que empezó con La Naturaleza Humana y La Cultura de la Libertad

El libro nos habla sobre la cultura humana, para ello primero la define. Según Mosterín la cultura es sencillamente información almacenada primero en nuestros cerebros y después también en otros soportes como pueden ser libros, CD, DVD, discos duros etc. Dicha información se puede transmitir y de hecho la transmitimos y/o enseñamos. El transmitir información no es algo exclusivo de los humanos, es algo que,por ejemplo, también hacen las hormigas. Una vez definido qué es la cultura Mosterín realiza comparaciones entre la cultura humana y la cultura que tienen otros animales, que si bien suele ser más sencilla que la nuestra no por ello deja de ser cultura. A continuación se comienza un viaje recorriendo los productos de dicha cultura, evidentemente no están todos pero si los más importantes. El autor recorre desde las primeras herramientas de piedra que manufacturaron nuestros antepasados, pasando por los libros, la radio, la televisión etc. hasta llegar al producto de la cultura más novedoso y reciente de todos, y que probablemente está llamado a cambiar en buena parte la cultura humana, dicho producto no puede ser otro que la red de redes, Internet. 

El libro es ameno y de fácil lectura. Mosterín sigue cumpliendo con dos características básicas que se dan en sus obras, a saber, por un lado informa, y por otro provoca que el lector reflexione sobre lo leído. Una buena lectura para aproximarse a conocer y entender qué es esa cosa que llamamos cultura. 

Ismael Pérez Fernández.(Publicado originalmente en hominidos.net)

Comentarios

  1. Sin duda Mosterín siempre es provocativo. En este caso, preocupa que se preste a la vaguedad con un concepto (aparentemente) simplista de cultura, extendiéndolo incluso a otros seres vivos, algo totalmente discutible.

    Habrá que leer el libro para establecer una opinión completa. Muy agradecido por informar de la existencia de esta obra. ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

El pensamiento débil, el pensamiento oscuro, el pensamiento desordenado y el pensamiento crítico

Por Matías Suarez Holze

La finalidad del presente texto pretenderá ser la de analizar cuatro diferentes formas de pensar. Primero, pasaré a realizar un esbozo de las principales características de estas para contrastarlas entre sí, luego las llevaré a un análisis un poco más extenso.

1) El pensamiento débil se caracteriza por el desinterés y/o el repudio al rigor, la argumentación racional, los criterios estrictos de verdad, la evidencia empírica y la falta de búsqueda de la coherencia tanto interna como externa. Tiene la costumbre de dar afirmaciones a priori, sofística y dogmáticamente sin ningún tipo de respaldo. En el mejor de los casos subestima la racionalidad; en el peor la desprecia de forma explícita. La consecuencia de este tipo de pensamiento es el relativismo gnoseológico, o al menos, algo similar. Este modo de pensar es característico de algunos romanticismos y posmodernismos filosóficos.
2) El pensamiento oscuro se caracteriza por ser ininteligible. A diferencia del prime…