16 de octubre de 2014

No, este estudio no prueba que haya vida después de la muerte



Los medios magufos se están dando un festín con un estudio que supuestamente probaría que hay vida después de la muerte.

El estudio realmente trata sobre la conciencia durante la resucitación, y no menciona la vida después de la muerte ni nada similar en ninguna parte — eso es invento mediático.

De hecho, con el estudio se pretendía medir objetivamente las afirmaciones de "experiencias fuera del cuerpo" y "cercanas a la muerte", pero los investigadores concluyeron que el experimento no fue tan exitoso como se había previsto. Sin embargo, algunos participantes reportaron tener conciencia en algún momento durante el paro cardíaco, cuando los estándares médicos consideran que el cerebro no es funcional (ya que el flujo de sangre al cerebro es insuficiente, por lo que no hay conciencia). De 140 pacientes, 55 reportaron algún grado de conciencia durante su paro cardíaco.

Para comprobar las "experiencias fuera del cuerpo", en cada uno de los cuartos de emergencia se pusieron imágenes en las repisas de tal forma que sólo se podían ver desde arriba. La única persona que reportó haber "flotado sobre su cuerpo" describió generalidades obvias de un quirófano pero no supo dar detalles específicos y, lo más importante, no vio la imagen de la repisa.

También hay cuestionamientos metodológicos: las experiencias personales no son evidencia y estos estudios que se basan en autoinformes y la memoria, tienen serios problemas de fiabilidad y validez. Un incidente traumático —como una cita con la muerte— nubla el juicio y altera la generación de recuerdos, haciéndolos poco confiables.

En últimas, tan sólo es un puñado de informes inciertos sobre lo que unos pocos pacientes creyeron sentir en momentos sumamente angustiosos y en los que el cerebro no tenía el suficiente flujo de sangre ni oxígeno como para tener lucidez alguna.

David Osorio
@Daosorios
(publicado originalmente en De Avanzada | Imagen: Aristocrats-hat via photopin cc)

No hay comentarios:

Publicar un comentario