Ir al contenido principal

Por qué enseñarle a los hijos que la religión es absurda



Muchos ateos dicen que no le enseñarán a sus hijos que la religión es falsa para no 'adoctrinarlos'.

Kaveh Mousavi explica por qué debemos enseñarle a los hijos que la religión es ridícula:

Entiendo el sentimiento detrás de esto. El adoctrinamiento es malo. Algunos ateos no quieren pensar por sus hijos, quieren centrarse en enseñarles tolerancia y pensamiento crítico. Es muy respetable. Pero en última instancia, no estoy convencido.

En primer lugar, creo que la religión no merece más respeto que todas las demás estafas y fraudes que contaminan el mundo. Estoy seguro de que no le voy a dar más peso y respeto a la religión del que le daría a la astrología, la homeopatía, el movimiento antivacunas, el pensamiento positivo, y todas las demás supersticiones. Con sólo darle más peso a la religión en comparación con los demás disparates, estoy siendo cómplice de la hegemonía religiosa en el mundo.

En segundo lugar, la enseñanza de la tolerancia va profundamente en contra de tratar con respeto a la religión. Para mí, ser tolerante no es suficiente, los niños también deben aprender a sentir asco por la intolerancia. Por supuesto, hay religiosos tolerantes, pero también me gustaría enseñarle a mis hijos a separar las ideologías de las personas. Los dos Biblias y el Corán son libros horriblemente inhumanos, la religión ha sido una fuerza de la tiranía a lo largo de su historia, y no creo que respetarla sea un mensaje de tolerancia en absoluto.

En tercer lugar, como he mencionado, todavía vivimos en una era de hegemonía religiosa. Yo no fui adoctrinado por mis padres, sino por la escuela. Mis padres se negaron a influirme de una u otra manera sobre dios. Así que los hogares ateos ya están en desventaja. No se puede aislar a los niños de la religión de la la forma en que están aislados del ateísmo. ¿Por qué empeorarla quedándonos callados?

Cuarto, en última instancia, si le enseñas a tus hijos a ser pensadores críticos, lo primero que deben aprender es a cuestionar la autoridad, y tú eres la autoridad. Así que si los niños son criados para cuestionarlo todo y a todos, incluyendo a sus padres, no deberían tener dificultades para encontrar la religión si es lo que los convence.

En quinto lugar, la cuestión de dios puede separarse de la cuestión de la religión; puede ser tratada abiertamente, y la escritura puede enseñarse como literatura y la forma en que ha influido en la cultura. Así que enseñarle a los niños que la religión es absurda no significa que tengas que cerrar el debate. Podrías pensar que la existencia de dios es una cuestión incierta, pero sigue siendo cierto que la religión es falsa.

David Osorio
@Daosorios
(Publicada originalmente en De Avanzada | Imagen: Thomas Hawk via photopin cc)

Comentarios

  1. Estoy de acuerdo, a veces, la misma duda me planteo con los reyes magos, el ratoncito pérez, qué necesidad siempre hay de inventarnos cosas cuando la realidad ya es bastante sorprendente. Reconozco que en mi caso fue la religión la que me hizo empezar a cuestionarme cosas. Era una asignatura que me respondía a preguntas sobre cómo hay que vivir, qué es lo importante, me ofrecía ratos de reflexión...realmente para mí cubría algo que no encontraba en otra parte. Cuando recibí mi primera clase de filosofía con temas sobre la ética, la percepción, el psicoanálisis, me dí cuenta que eso era lo que realmente me había estado preguntando. Ojala hubiera talleres de filosofía para niños estilo Oscar Brenifier, es decir, en mi caso la religión fue un antecesor de lo que ahora me gusta leer, psicología, ética, humanismo...etc, por eso tampoco lo desprecio, pero lo tomo como una metáfora más, no la respuesta que busco.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El mito de la filosofía oriental (Andrés Carmona)

28/05/2016.
Roberto Augusto ha publicado recientemente un texto provocador criticando la historia de la filosofía estándar por considerarla eurocéntrica en tanto que meramente occidental y que ignora la filosofía oriental. Daniel Galarza ha respondido a su artículo, recibiendo otra respuesta del propio Roberto Augusto.

«La pobreza es un estado mental»: desigualdad y el mito de la meritocracia

«La injusticia siempre exige justificaciones y argucias; las causas justas mucho menos». (Robert Trivers: La insensatez de los necios)
 Por José María Agüera Lorente Oigo la escueta noticia a través de la radio: Ben Carson, el secretario de vivienda estadounidense, afirma que la pobreza es «un estado mental». Busco en internet qué hay tras lo que aparece en forma de titular en varios medios digitales. Así me entero de que el señor Carson, neurocirujano de oficio, fue el primer afroamericano en ser nombrado jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro Infantil Johns Hopkins de Baltimore. Negro, es decir, hombre perteneciente a una minoría que, atendiendo a los datos estadísticos de toda índole, es el grupo de la ciudadanía que más sufre la pobreza en un país de por sí con un importante índice de desigualdad; para ponerlo en cifras, el índice de Gini, que cuantifica la desigualdad en los Estados, se situó en la república norteamericana en 0,48 puntos según informe de 2015, siendo en Es…

Mario Bunge contra la psicología evolucionista

La psicología evolucionista es la ciencia emergente (o protociencia)que investiga la evolución de las habilidades y estrategias cognitivas. En la actualidad, es una disciplina que goza de gran popularidad entre los divulgadores de la ciencia. Muy probablemente su popularidad se deba, en buena medida, a que suele ser el tema de discusión de algunos de los divulgadores y psicólogos más famosos de la actualidad, como Michael Shermer, Jesse Bering, Desmond Morris, Leda Cosmides, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker. Pero algo curioso es el hecho de que, paralelo al auge y popularidad de esta rama del saber, también existe un creciente escepticismo sobre la versión popular de la psicología evolucionista, principalmente empujado por filósofos de la ciencia (así como por algunos activistas del escepticismo científico, como PZ Myers y Rebecca Watson).
Algunas de las críticas a la psicología evolucionista, se ha demostrado, son el resultado de no entender qué es lo que investiga (o…