Ir al contenido principal

Entradas

Jesús Mosterín in memoriam (o del espíritu de la filosofía)

«El que procede en sus actividades de acuerdo con su intelecto y lo cultiva, parece ser el mejor dispuesto y el más querido de los dioses» (Aristóteles: Ética a Nicómaco, Libro X)
«La vida buena está inspirada por el amor y guiada por el conocimiento» (Bertrand Russell: La vida buena)

Por José María Agüera Lorente Empiezo a escribir apresuradamente estas líneas movido y conmovido por la noticia del reciente fallecimiento de Jesús Mosterín. El titular que la trae a mi conocimiento reza así: «muere Jesús Mosterín, el filósofo de espíritu científico». Permitiéndonos alguna porción de licencia poética, en efecto se podría decir que la filosofía –según sea el que filosofa y sobre lo que filosofa– se ve unas veces alentada por una cierta clase  u otra de espíritu, que va en un espectro desde lo literario a lo científico, y en él nos encontramos con diversos grados que no compartimentos estancos. Reparemos en un clásico como Sir Bertrand Russell, a quien le fue concedido el premio Nobel de…
Entradas recientes

Glaciares, género y ciencia

Gracias a @ptarra y @Uhandrea he sabido de un artículo recientemente publicado en la revista Progress in Human Geography, la segunda de mayor impacto en el área de Geografía. El artículo se titula “Glaciares, género y ciencia” y el resumen es el siguiente: Los glaciares son iconos claves del cambio climático y el cambio ambiental global. Sin embargo, las relaciones entre género, ciencia y glaciares –en particular las relacionadas con cuestiones epistemológicas acerca de la producción del conocimiento glaciológico- permanecen infraestudiadas. Este artículo propone un marco de glaciología feminista con cuatro componentes clave: 1) productores de conocimiento; 2) ciencia y conocimiento “generizados”; 3) sistemas de dominación científica; y 4) representaciones alternativas de los glaciares. Combinando estudios de ciencia postcolonial feminista y ecología política feminista, el marco de glaciología feminista genera análisis robustos de género, poder, y epistemologías en sistemas socio-ecol…

La lucha de clases

Izquierda frente a derecha, proletarios frente a capitalistas, pobres frente a ricos, los de abajo frente a los de arriba, desposeídos frente a propietarios. ¿Cómo no reconocer estas diferencias en la población? Las diferencias de intereses, de ideología y de necesidades son evidentes. Pero esto no es la lucha de clases. O, mejor dicho, reconocer estas diferencias no es lo que define lo que se conoce como lucha de clases desde la perspectiva marxista.

La lucha de clases como explicación de la historia

En principio, la lucha de clases se refiere a que estas diferencias entre clases son el motor de la historia. La lucha de la burguesía frente a la aristocracia nos saca del sistema feudal y nos encamina al capitalismo. La del proletario frente al capitalista nos lleva al comunismo. Esta lucha de clases está en el centro del materialismo histórico. El problema es que los hechos no encajan con la teoría. Para empezar, no todos los grandes acontecimientos históricos se explican como lucha d…

La escuela en el limbo

Por José María Agüera Lorente Henos aquí un curso más ante un panorama de incertidumbre con perspectiva de prolongarse por tiempo indefinido a la espera de ese pretendido pacto de estado por la educación. Ya lo padecimos el pasado año académico, cuando de la caja de Pandora de la última ley educativa parida sin consenso por el ministro Wert, la LOMCE (Ley orgánica de mejora de la calidad de la educación... ¿Sarcasmo involuntario?), salieron todos los males concretos derivados de la politización de una institución fundamental en todo Estado democrático y de derecho, por cuanto tiene entre sus funciones la de corregir desigualdades y, por ende, contribuir de modo primordial a la convergencia social. El curso pasado los profesores, alumnado y familias no supimos hasta bien superada la mitad de su duración qué se iba a hacer con la dichosa PEBAU (prueba de evaluación del bachillerato y acceso a la universidad) diseñada, en principio, de acuerdo con el marco de la LOMCE, como instrumento …

Matar una discusión (5): Lo que no entiendo lo llamo como quiero.

De un debate sobre el consenso en Economía: -Interlocutor: Vamos que ese grupo de economistas que publican en revistas de impacto y se citan unos a otros, me recuerda cada vez más a ese grupo de dirigentes de la ICAR que en el siglo ¿III? decidieron cuales eran los evangelios verdaderos y cuales los apócrifos. -Yo: No sé si te das cuenta, pero esta crítica que haces la podrías hacer para las revistas de física o de medicina. Lo que es mejor no se decide porque sí. Hay primero una adscripción al método científico y luego las revistas van decantándose según aporten conocimientos en el uso del método. También me explayo sobre esto aquí. Así es en todas las disciplinas. No sé por qué te parece mal que sea así en Economía. -Interlocutor: La diferencia, está en que la validez de los enunciados de física o de medicina, no se determina por el consenso entre físicos o médicos (cada consenso en su materia específica) -Yo: En toda ciencia el consenso está en la aceptación del método científico y…

O se entienden los errores o no se entiende nada

En un mundo imperfecto se cometen errores de entre los que destacan el error tipo I y el error tipo II. Condenar a un inocente sería un error tipo I, mientras que dejar libre a un culpable lo sería del tipo II. Es posible reducir ambos errores dedicando más recursos a la justicia u organizándola de manera más eficiente, pero dados unos recursos y una manera de hacer las cosas habrá que llegar a un compromiso social sobre cuánto tolerar en los errores. En particular, si quisiéramos disminuir la probabilidad de error tipo I aumentaríamos la de error tipo II. La única forma de que no condenar nunca a ningún inocente es no condenar nunca a nadie. Es decir, para incurrir en un 0% de error tipo I debemos aceptar un error tipo II con total seguridad. Al contrario ocurre lo mismo; para no dejar libre a ningún culpable deberemos condenar a todo el mundo. Es lo que motivó a Arnaldo Amalric cuando dijo aquello de "¡matadlos a todos, que dios reconocerá a los suyos!". Esto tiene consec…

Post-verdad, transparencia y personalizacion en internet

Por José María Agüera Lorente «La tecnología sigue progresando hacia un poder cada vez mayor, ya sea para el bien o para la destrucción. ¿Cuál es la fuente de todos estos problemas? La fuente es básicamente el pensamiento» (David Bohm: Sobre el diálogo)
«Lo que nos mete en problemas no es lo que no sabemos, sino lo que creemos con certeza y no sabemos». (Mark Twain, cita tomada de la película La gran apuesta)
En el último texto publicado por mí en este blog abordé la post-verdad desde una perspectiva filosófica. Vine a sostener  en él que la post-verdad es la versión remozada y tuneada del posmoderno debilitamiento de la noción de verdad por el que, en definitiva -se admita o no-, se abraza el relativismo más absoluto -valga la paradoja- y de facto se renuncia al conocimiento.
En estas líneas quisiera ofrecer alguna idea que considero de interés sobre la misma cuestión; con la novedad de la toma en consideración del modo en que las nuevas tecnologías del mundo digital y particularm…